Borrar
Tadas Sedekerskis ha renovado su contrato con el Baskonia hasta 2029. Rafa Gutiérrez
El Baskonia ata a su capitán Sedekerskis hasta 2029

Baskonia

El Baskonia ata a su capitán Sedekerskis hasta 2029

El club azulgrana renueva el contrato de uno de sus «estandartes» y le convierte en un icono de la entidad

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 4 de marzo 2024, 11:46

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Después de dos reveses deportivos ante Fenerbahce y Gran Canaria, el Baskonia ha querido comenzar la semana con una sonrisa. El club azulgrana anunció ayer la renovación de Tandas Sedekerskis hasta 2029. El alero lituano firma por cinco temporadas más con la entidad de Zurrona, un vínculo de larga duración que le permite seguir asentado en la ciudad y en el club en los que hunde sus raíces desde que llegó con tan solo 15 años, allá por junio de 2013. Tal y como avanzó EL CORREO hace dos semanas, Sedekerskis y sus agentes contaban con una oferta trasladada desde el Baskonia a la que, al final, se ha dado una respuesta afirmativa.

El acuerdo concede al jugador la estabilidad profesional que supone disponer de un contrato de larga duración. Acaba de cumplir 26 años el pasado 17 de enero y el nuevo vínculo laboral firmado le mantendrá en nómina blasonista hasta los 31. Eso, si no media un posible traspaso a otro equipo, opción también posible en una entidad de querencia vendedora como la azulgrana.

El Baskonia apuesta «por un jugador de casa», según apuntó el club en la nota en la que hacía pública la prórroga de contrato de Tadas Sedekerskis. Desde la perspectiva de la entidad vitoriana se trata de «una renovación estratégica» para una figura que «es referente de todo el baskonismo». «Un jugador que con trabajo, esfuerzo y ambición, valores presentes en la filosofía azulgrana, lidera como capitán el vestuario gasteiztarra», subrayó el Baskonia.

Con vistas a futuro

La ampliación es el primer gran movimiento para la planificación de la próxima campaña

Para el Baskonia, la renovación de Sedekerskis otorga una buena dosis de calma al asegurarse la continuidad de un jugador que es un referente capital dentro y fuera de la pista. Sedekerskis es ahora una realidad deportiva consolidada después de una dura escalada hasta asentarse en la élite. En realidad, es el producto más maduro de una factoría de cantera que encara en los últimos tiempos dificultades para desarrollar talento ante la feroz competencia. El lituano ha logrado culminar una escalada en la que muchos se quedan a medio camino. En su bagaje quedan las cesiones a otros equipos más o menos fallidas durante su etapa de crecimiento o los momentos de ostracismo vividos ya con la elástica azulgrana, como los que experimentó a las órdenes de Neven Spahija durante la temporada 2021-2022.

15 Años

tenía el joven Sedekerskis cuando aterrizó en las categorías inferiores del Baskonia desde su Lituania natal. Fue fichado en el año 2013.

Tadas es un puntal en el actual Baskonia, que tiene capitán para rato después de la rúbrica del nuevo contrato. Con una mentalidad arraigada en el trabajo y la superación de dificultades, el jugador báltico dispone todavía de margen de mejora para afinar sus virtudes baloncestísticas. Ahora es un reboteador contrastado, un defensor sacrificado y está dotado de un armazón físico que, por sí solo, ya le puede otorgar un lugar en primera línea del baloncesto continental. Quedan por multiplicar los recursos ofensivos de un jugador polivalente, con capacidad para alternar los puestos de alero y ala-pívot. Además, su condición de cupo de formación es un valor añadido. No sobran los jugadores de alto nivel con esta condición y tampoco la capacidad económica azulgrana da para intentar abordar la contratación de los 'nacionales' con cierto caché.

5 Cesiones

ha atravesado a lo largo de su carrera como baskonista. Primero lo hizo en el Araberri y después jugó en Huesca. Tras un préstamo fallido al San Pablo Burgos regresó en dos ocasiones a su país: primero al Nevezis y después al Neptunas Klaipeda.

La continuidad de Tadas Sedekerskis es todo un subidón emocional para la afición del Buesa Arena, pero también supone un primer movimiento clave hacia el Baskonia del futuro. El club resuelve la incertidumbre respecto a su capitán y evita que el jugador llegara al mercado estival libre de contrato, lo que le hubiera convertido en una pieza muy cotizada. Con la vigencia de un nuevo compromiso, es muy posible que el nombre del lituano caiga varios puestos dentro de las agendas de un buen número de clubes de la Euroliga. Ahora, cualquier pretendiente sabe que hay una cláusula de rescisión que abonar o una negociación que entablar con el Baskonia en caso de que quiera llevarse al capitán azulgrana.

«Espero que sean otros cinco años inolvidables»

Sedekerskis celebró la culminación a «un año muy largo» con «mucho tiempo para llegar a este acuerdo» de renovación. Pero tenía claro su deseo. «Nunca me ha cabido la duda de que quería seguir aquí. Decía a mis amigos cercanos y familia que quería seguir aquí. Dan igual los rumores, después de tantos años aquí el Baskonia está en mi corazón. Esta historia continúa. Espero que sean otros cinco años inolvidables», destacó. Con la «responsabilidad» de ser el capitán, pero también orgullo. «Es una responsabilidad muy grande. Quiero levantar algún título como capitán», auguró.

El nuevo contrato supone la lógica mejora del sueldo de Tadas Sedekerskis, pero también presenta las habituales cláusulas de salida, tanto a otros clubes europeos como a la propia NBA. De momento, el capitán baskonista ve como una opción lejana y no demasiado apetecible la perspectiva de probar suerte en la competición estadounidense. Sin embargo, sus apetencias pueden cambiar en los próximos años si su juego progresa todavía más y se despierta la inquietud por medirse con los mejores del mundo. De momento, el Baskonia sigue siendo su hogar deportivo, donde nadie le puede discutir el puesto de capitán durante, los próximos cinco cursos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios