Un Baskonia de peso ligero

Bayern Munich – Baskonia en directo: Euroliga 2018-19, online/
Bayern Munich – Baskonia en directo: Euroliga 2018-19, online

Los azulgranas malviven entre la gelidez ofensiva y la inconstancia atrás ante un Bayern que le endosa la tercera derrota consecutiva en Euroliga

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Demasiado volátil. Más vale que el Baskonia comience a encontrar el punto adecuado de consistencia y equilibrio en su transitar continental. Las palizas en la Liga ACB pueden tener su valor, pero es en la Euroliga donde se mide el verdadero perfil de un conjunto azulgrana que se coloca con un balance de 1-3 tras su derrota ante el Bayern Munich. Se trata de una cosecha escasa que, sin ser grave, coloca al Kirolbet en la tesitura de remar contracorriente para nivelar su situación en una clasificatoria que aún no muestra brechas marcadas. No suena todavía la alarma, pero mejor comenzar a sumar.

Los triunfos permiten comprar calma y serenidad en un torneo de ritmo trepidante y sensaciones cambiantes, pero los problemas del conjunto azulgrana van más allá de los resultados. El Olympiacos y el Real Madrid desentrañaron las limitaciones actuales del conjunto azulgrana, pero el plantel muniqués se encargó de recordarle que aún debe cubrir etapas en su maduración para librar batallas ante sus iguales. Puede discurtirse si el Bayern lo es o no, pero los hombres de Radonjic demostraron una superioridad que transmite una desazón distinta a la sentida frente al coloso del Pireo o ante el vigente campeón continental. Un escozor mucho más molesto.

77 Bayern Munich

Jovic (7), Dedovic (14), Lucic (9), Barthel (1) y Booker (6) -cinco inicial-, Dangubic (-), Koponen (3), Lo (15) y Derrick Williams (22).

71 Kirolbet Baskonia

Granger (-), Hilliard (-), Garino (7), Voigtmann (3) y Diop (3) -cinco inicial-, Shengelia (16), Huertas (-), Poirier (24), Janning (12), Vildoza (4) y Shields (2).

Parciales:
20-11, 23-21, 18-20 y 16, 19
Árbitros:
Damir Javor (Eslovenia), Medhi Difallah (Francia), Milija Vojinovic (Serbia). Sin eliminados.
Incidencias
Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Turkish Airlines Euroleague disputado en el Audi Dome de Munich ante 4.539 espectadores.

Debilidades

El Baskonia sintió cómo su estructura se resentía cuando se trata de ajustar el motor a las revoluciones que impone la Euroliga. Malvivió ante el Bayern debido a su falta de puntería ofensiva, retratada en un raquítico 16 % en triples (4 de 25), sin encontrar nunca de manera clara el rigor defensivo que previene de las noches oscuras de cara al aro rival. Fue un combatiente liviano ante un rival con un punto más de energía, seguro ante su público y apoyado en la contundente pegada de Derrick Williams y Devin Booker. El primero puso la clase y el segundo la fiereza bajo los aros para preservar las rentas de un Bayern también espoleado por Maodo Lo y el carácter incisivo de Nihad Dedovic. Todos fueron un constante foco de problemas para la defensa de un Baskonia de nuevo convertido en un jeroglífico con múltiples incógnitas. Desde el papel de Penava, el estado de nervios y exceso de presión en el que parece sumido Vildoza o la escasa aportación de Shields y Hilliard, casi invisibles tras el descanso, como si estuvieran desbordados ante las inclemencias de la Euroliga. Entre tanto altibajo individual, el plantel vitoriano sigue lejos de definir ese espíritu de bloque que busca Pedro Martínez.

La aridez ofensiva en ambos bandos marcó los minutos iniciales del duelo. Pero bastó para que el Bayern entrará en combustión con la chispa de Maodo Lo para comenzar a condenar al Baskonia a una desazón continua. Los azulgranas se congelaban en su propio desacierto mientras los ocho puntos consecutivos del eléctrico base germano permitían al anfitrión cerrar el cuarto inicial con un 20-11. La defensa azulgrana y la dependencia del acierto quedaban retratadas en las filas azulgranas. El Kirolbet trató de animarse en el arranque del segundo capítulo con la mejoría en el rebote y la capacidad para sacar adelante un puñado de acciones de contraataque. Poirier rescataba la conexión con Huertas, pero seguía habiendo una sombra de sospecha en defensa. Janning anotaba el primer triple baskonista al octavo intento para dejar a su equipo a un solo punto de distancia (33-32, minuto 18).

El Baskonia parecía otro, pero su reacción llevaba una máscara hueca. El Bayern volvió a dejarle mudo con un parcial de 10-0 que fijó el 43-32 al descanso. Los vitorianos buscaron de nuevo el mapa de la remontada por el camino exclusivo del acierto. A cada acercamiento, los alemanes respondían con la fiabilidad de Williams. El cuadro alavés nunca llegó a romper el círculo vicioso, el mismo que le colocaba casi siempre a tiro enjugar rentas antes de volver a verse rezagado. Ni la última carta del triple de Vildoza para ponerse un 74-67 a falta de un minuto llevó al Bayern a perder los papeles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos