El Betis se interesa por Rinalds Malmanis

Rinalds Malmanis anima a sus compañeros desde el banquillo del Buesa Arena junto a Matt Janning. /Jesús Andrade
Rinalds Malmanis anima a sus compañeros desde el banquillo del Buesa Arena junto a Matt Janning. / Jesús Andrade

Los de Curro Segura sondean la posibilidad de tener al canterano azulgrana el próximo año para acometer el regreso a la ACB

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

El futuro de Rinald Malmanis apunta a la LEB Oro. El Baskonia no ha tomado aún ninguna decisión sobre el camino a seguir en la relación con su canterano, por lo que el interior letón, de 22 años, está en este momento sin contrato. Sin trabajo, pero con ofertas interesantes, como la del Real Betis Energía Plus, que cuenta con él para acometer el reto de regresar rápido a la ACB.

El equipo de Sevilla, que hasta la fecha sólo ha cerrado la llegada de Curro Segura como entrenador principal, es uno de los máximos aspirantes al ascenso. Le sobra tradición, presupuesto y afición para estar en una Liga Endesa que abandonó en mayo, más por la desconexión de sus jugadores, que por la falta de calidad de la plantilla.

Algo que no están dispuestos a que vuelva a suceder. La solera de ese Caja San Fernando que engatilló 29 temporadas consecutivas en la élite del baloncesto nacional obliga. Para ello, los de Segura, ayudante de Pedro Martínez en el Baskonia hasta hace unas semanas, buscan seriedad y solidez en el juego. Cualidades que cumple con creces Malmanis, criado bajo la cúpula del Buesa a la que llegó en 2011, con 15 años. La duda está en si el letón optará por volar libre y abandonar el nido buscando su propio camino o si se negociará una cesión, que obligaría antes a cerrar una renovación entre el jugador y la entidad del Paseo de Zurbano. Esa sería la preferencia bética.

Un hipotético paso atrás que podría catapultar al de Valmiera. En Sevilla podría continuar creciendo y formándose a las órdenes de un entrenador que le conoce bien y que ya sabe lo que es ascender desde LEB Oro. Lo consiguió en dos ocasiones, Menorca y Zaragoza.

Contaría con la confianza que no tiene en Vitoria, donde disputó el año pasado 19 partidos con una media de 9 minutos, en los que aportó dos puntos y un rebote por encuentro. En la Euroliga, su rendimiento fue algo mejor en los 11 duelos en los que saltó al campo. 2,5 puntos y 1,9 rebotes fueron sus promedios en la competición. Quizás, la sensación de que pudo hacer daño a 'cuatros' veteranos como a Eulis Baéz, por ejemplo, fue lo mejor de la campaña a las órdenes de Pedro Martínez, que contó con él en varias ocasiones. En el Buesa, contra el Gran Canaria, salió de inicio para sorpresa y desesperación de un Baéz que se vio completamente superado por la velocidad de este joven de 205 centímetros. Y tiene buena mano desde el perímetro.

Por contra, Malmanis aún no tiene el nivel de los ala-pívot determinantes de la liga. Su continuidad en el Kirolbet tendría que pasar por una mutación que le hiciera el relevo de absoluta garantía de Toko Shengelia. A día de hoy, ese rol, obligado, es de Johannes Voigtmann.

Tercera cesión

Así que nadie se sorprendería si Malmanis tuviera que afrontar su tercera etapa como cedido tras su paso por el Araberri y el Valmiera. Una nueva oportunidad, quizá la última para explotar como jugador ACB.

Desde que Curro Segura se hizo cargo del equipo, los verdiblancos no han realizado ninguna incorporación. Solo la del entrenador. En cambio, las salidas siguen un ritmo alto. Josep Franch cambió Sevilla por Melilla. Askia Booker, una vez terminado su contrato abandonó el club. Lo recuperó el UCAM Murcia para la ACB. Otro que tampoco cuajó, Rade Zagorac, marchó al Partizan a finales de junio. Incluso, el preparador físico de los hispalenses las tres últimas campañas, Cuco Rodríguez, cedió su puesto para el nuevo 'staff' que elija Segura.

Es el momento de reconstruir y los béticos apuestan por que Malmanis pueda sacar a relucir el interior potente que se adivina en él. Las cartas están sobre la mesa y todo parece indicar que el jugador podría estar en breve a la orilla del Guadalquivir. Siempre que desee continuar su carrera en España.

El Baskonia no inscribió al canterano en la lista de jugadores sujetos a tanteo, con lo que evitó presentar una oferta de renovación en las mismas condiciones que tenía hasta el 30 de junio. Salvo que se produjese una necesidad imperiosa respecto al número de cupos, los caminos del Baskonia y de Malmanis podrían separarse dentro de muy poco. Aunque solo sea un hasta luego.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos