Copa del Rey Gran Canaria 2018: El espectáculo en las gradas también se llama Baskonia