Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Curva cerrada para el perseguidor

El escolta del Bayern, Nihad Dedovic, defiende al escolta del Baskonia, Matt Janning, en el partido disputado en Munich. /Daniel Kopatsch
El escolta del Bayern, Nihad Dedovic, defiende al escolta del Baskonia, Matt Janning, en el partido disputado en Munich. / Daniel Kopatsch

El Baskonia recibe a un Bayern compacto que le supera por una sola victoria en la clasificación y un average particular de 6 puntos

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Buesa Arena reúne esta noche (20.30 horas) a dos escuadras que se encuentran sometidas a una incesante reválida. El Baskonia sigue buscando una racha constante de triunfos continentales que afiance su posición en la zona de play off en un momento de la temporada crucial para tomar posiciones. Mientras, el Bayern Munich forma parte de esa estirpe de equipos a los que se les suele augurar un declive inminente mientras se sostienen sobre pilares cada vez más sólidos. La cantinela del 'ya caerán...' ronda al conjunto alemán desde el arranque de temporada con cierto tono despectivo. El caso es que la escuadra de Dejan Radonjic tiene tantos argumentos como cualquier otro aspirante para pelear de forma convincente por un puesto en los cruces de cuartos. Esa es su pelea actual, situado en séptima posición con once victorias, una más que los azulgranas. Los bávaros llegan al Buesa con el cartel de escuadra consistente para poner a prueba a un Baskonia que camina hacia la reconversión, obligada por los percances físicos.

 

Fotos