P.URRESTI

Bilbao Basket - Baskonia

Descalifican a Kurucs y Raieste por entrar a separar la trifulca entre Kyser y Howard

El jugador del Bilbao Basket agredió al anotador azulgrana después de un pique que acabó con antideportiva para ambos

Iván Benito
IVÁN BENITO

Bajo la misma canasta en la que se montó la monumental trifulca entre Shengelia y Todorovic, Markus Howard y Michale Kyser se han enganchado en una pelea de la que el Baskonia ha salido mal parado por la apreciación de los árbitros. Tercer minuto del último cuarto. El anotador azulgrana intenta una extensión y recibe el tapón del jugador del Bilbao Basket. La acción debería haber acabado en falta, ya que el pívot pisa al baskonista hasta el punto de sacarle la zapatilla.

Pero el juego siguió mientras Howard y Kyser se enzarzaban. El azulgrana cayó al suelo y le puso el pie, sin zapatilla, en la ingle del hombre tatuado. Una acción entre fortuita y tensa que desató un conato de tangana. El del Bilbao dice algo que enfada al escolta estadounidense, que se levanta como un resorte y se encara. Kyser se le quita de en medio de la peor forma. Empujón con golpe en la cara. Agresión.

La cosa acaba ahí por la rápida intervención de Kurucs y Raiese, que saltan a la pista a separar y proteger a Howard. Hasta Peñarroya sale como un resorte cuando ve que Giedraitis iba encendido. Los árbitros analizaron la acción y determinaron que Kyser merecía el mismo castigo que Howard, antideportiva para ambos. Con la mala suerte que el baskonista ha quedado expulsado al ser su quinta personal.

Pero lo más llamativo fue la descalificación de Kurucs y Raieste, que no jugó en todo el encuentro. El reglamento establece que los jugadores no pueden invadir la pista sea por el motivo que sea. Por lo que lo aplicaron a rajatabla, sin tener en consideración que la intervención de los canteranos azulgranas, totalmente contraria a la de Ilimane Diop hace siete años, evitó que se volviera a vivir un momento de tensión extrema entre los jugadores del Baskonia y el Bilbao Basket.