Dusko Ivanovic, durante el choque de anteayer en el Palau. / c. gil-roig

Otro duelo de máxima tensión sin tiempo para curar heridas

Tras la bofetada en el Palau, El Baskonia sueña con un triunfo en la cancha del Gran Canaria que ayude a cerrar filas en torno a Ivanovic

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El grupo de jugadores que claudicaron en el Palau Blaugrana ante el Barcelona aterrizaron a primera hora de la tarde de ayer en Las Palmas junto a Dusko Ivanovic, el entrenador que no se rinde. Todos en el mismo vuelo, con otro destrozo continental todavía reciente después de caer ante el Barcelona por 93-67 y la vista al frente para visitar hoy