Borrar
Ivanovic, durante un partido del Baskonia de esta temporada. L. Rico/EFE
El Baskonia rompe con Dusko Ivanovic e intensifica la búsqueda de entrenador

Baskonia

El Baskonia rompe con Dusko Ivanovic e intensifica la búsqueda de entrenador

El club y el montenegrino separan sus caminos tras no llegar a un acuerdo respecto a las líneas de futuro del próximo proyecto azulgrana

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 27 de mayo 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Baskonia y Dusko Ivanovic volvieron ayer a separar sus caminos. El club anunció que el técnico no seguirá la próxima temporada en el banquillo del Buesa Arena. En el comunicado de dos párrafos no se dieron explicaciones sobre una decisión alcanzada «de mutuo acuerdo» y tampoco se ofreció el nombre del sustituto. Los dirigentes continuarán con la búsqueda de un entrenador que comande la enésima reconstrucción. Como telón de fondo en el fin de la cuarta etapa del montenegrino, surgen las diferencias entre entidad y técnico a la hora de consensuar las líneas maestras del próximo proyecto.

Sus siete meses al frente del equipo acabaron de forma abrupta. Sin play off de ACBpor primera vez desde su creación, el club realizó un obligado ejercicio de autocrítica. «No hemos estado a la altura en Liga», reconoció el director deportivo, Félix Fernández.    «Estamos asimilando todo y hablando con todos», afirmó en el desayuno informativo. La junta que preside JoseanQuerejeta se sentó con Ivanovic para negociar su continuidad. Lo avanzó este periódico y lo reconoce el club, que ha optado por romper con Ivanovic «tras mantener conversaciones durante los últimos días en relación al futuro».

Aunque el Baskonia valoró de forma positiva el trabajo del técnico, que llegó el 30 de octubre    en sustitución de Joan Peñarroya con solo seis jugadores sanos, finalmente opta por buscar otro entrenador que se acople a las líneas de futuro del próximo proyecto azulgrana. Ivanovic recogió    una plantilla en la que no tuvo ningún poder de decisión y la elevó hasta el play off de la Euroliga antes de quedar fuera de los play off ACB. Por el camino, apostó de nuevo por un grupo reducido de jugadores en el que se quedaron fuera algunos de los fichajes estratégicos de la entidad. 

786 partidos

con el Baskonia en el contador. 501 victorias y seis títulos en 14 temporadas para el entrenador más laureado de la historia del club.

Khalifa Diop y Rogkavopoulos fueron dos operaciones en las que el club depositó toda su confianza y que esta temporada han gozado de un protagonismo por debajo del esperado. Un mal antecedente para las inversiones en talento joven por contrastar por las que el Baskonia volverá a apostar este verano. El delicado equilibrio entre la pujanza competitiva y el uso de todos los jugadores del plantel ha sido una grieta por la que se rompe uno de los matrimonios más longevos del baloncesto mundial. El hecho de haber sondeado a posibles sustitutos durante el periodo de negociación tampoco habrá ayudado a seguir unidos. «Siempre formará parte de la familia azulgrana», le reconoce el club.

Mejor juntos que separados

En aquella ocasión fue un cese y ambos comprobaron de primera mano las consecuencias de separarse. Es un hecho que en sus trayectorias, a Ivanovic y al Baskonia les va mejor juntos que separados. Del lado del técnico de 66 años, despidos en el Estrella Roja, Barcelona, Panathinaikos y otras aventuras sin suerte siempre que ha estado alejado de Vitoria. Y de la parte del club, la dificultad por encontrar entrenadores libres o asequibles que apuesten por el proyecto de futuro del club, que en los últimos doce años ha sufrido trece cambios de entrenador. El cásting, para el que las opciones que ofrece el mercado son reducidas,, está abierto.

Se busca un jefe de banquillo para un club con plaza fija en Euroliga, tendente a catapultar talento y plantar cara a los grandes transatlánticos del continente. Un posible escaparate para técnicos emergentes y oportunidad para otros sin trabajo, que deberán lidiar con el doble filo de la exigencia. El caché y los requerimientos de Dimitris Itoudis o Xavi Pascual parecen inabordables. Otras opciones del gusto del club son Pablo Prigioni y Jaka Lakovic. El argentino ya descartó su regreso el verano pasado cuando Joan Peñarroya estuvo en la cuerda floja y el esloveno, conocedor del interés azulgrana, pareció dar mus hace semana y media. «Tengo contrato, estoy feliz    y no hay ninguna razón que ahora mismo me hiciera pensar diferente», afirmó tras la eliminación del GranCanaria. La convicción de ambas partes resulta capital para volver a encontrar un matrimonio bien avenido.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios