Željko Obradović atiende a la prensa antes del encuentro entre Baskonia y Fenerbahçe