Tavares tapona la penetración de Baldwin / Carlos Gil-Roig

Tan empequeñecido que se hizo invisible

Un Baskonia sin aliento ni acierto cae tumbado a los pies del Real Madrid en un duelo en el que solo Marinkovic, Fontecchio y Wetzell salvan la cara

Iván Benito
IVÁN BENITO

«A ver si podemos aguantar», señaló Spahija al descanso con 40-30 en el marcador. Lapsus lingüístico o sensación honesta tras comprobar en el vestuario la falta de aliento y entereza. La cosa es que el Baskonia salió de miranda a la segunda mitad, sin el fragor competitivo ni la temperatura propia de un play off y con el traje de invitado a

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores