Un esguince de tobillo complica el inicio de la competición para Vildoza

Vildoza, en los dos minutos y medio que permaneció sobre el parqué del Zalgirio Arena./E. C.
Vildoza, en los dos minutos y medio que permaneció sobre el parqué del Zalgirio Arena. / E. C.

El base argentino sufrió la lesión en una acción que los árbitros del Zalgiris-Baskonia interpretaron que había fingido

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Pedro Martínez estaba «satisfecho» por el juego de los suyos después de la victoria del Baskonia en su debut de la Euroliga contra el Zalgiris Kaunas, pero llevaba una espinita de dos puntas clabada. Se trataba del estado de salud de Luca Vildoza y cómo había parecido el suceso en la cancha. El base argentino había sufrido un esguince de tobillo, en una acción que los árbitros habían interpretado como «flopping», es decir, una caída intencional de un contacto físico mínimo por parte de un contrario.

Este percance provocó que Vildoza permaneciese tan sólo 2 minutos y medio sobre el parqué del Zalgirio Arena, y muchos incluso lo interpretaron como un castigo del técnico catalán al argentino, ya que aunque la lesión llegó al poco de entrar en pista, el jugador aguantó hasta que terminó el primer cuarto.

Ni mucho menos. La lesión le había dejado tieso y era imposible que reapareciese en la cancha, por lo que Granger y Huertas tuvieron que cubrir su hueco durante el encuentro que inauguraba la Euroliga para el club vitoriano.

El propio Martínez anunció la lesión. Así lo había prometido la semana pasada, antes del partido de ACB contra el Gelteco GBC. «Si un jugador tiene algún impedimento físico yo mismo lo comunicaré. Si a alguno lo siento por una lesión, lo comunicaré al terminar el partido, ¿de acuerdo? Si no digo nada es que se debe a una decisión técnica». Ese fue el pacto entre caballeros y ese el que cumplió a pies juntillas el preparador catalán a en la primera ocasión que se ha presentado.

Llega el maratón

Una lesión que, además, llega en el primer 'maratón' de partidos que le espera al Baskonia en esta larguísima temporada. Y es que en nueve días jugarán cuatro partidos. El primero será este domingo contra el Fuenlabrada (19.00 horas); el Buesa Arena se estrena en la máxima competición continental contra el Olympiacos (20.45); el viernes, también en Euroliga, se enfrentan al actual campeón Real Madrid (21.00) y el domingo 21, el UCAM Murcia acude a Vitoria (17.00). Así que salvo milagro -algo que no se puede descartar en el caso de las articulaciones de los deportistas- se perderá estos cuatro encuentros consecutivos.

La experiencia de la temporada pasada permite ser optimistas. «Luca ya tuvo un esguince muy fuerte el otro año y se recuperó de manera sorprendente en un tiempo récord. Este chico es un caballo», le confesó a Rafa Muntión en los micrófonos de Radio Vitoria, en la zona mixta del Zalgirio Arena. «Ha probado en el descanso, con idea de entrar en la segunda parte, pero era imposible. El tobillo no respondía».

En cualquier caso, y a la espera de que los servicios médicos del Baskonia puedan completar las pruebas pertinentes, ayer se le veía cojear de manera muy preocupante. Los excasos metros desde los vestuarios hasta el autobús fueron un suplicio. El Baskonia ha aterrizado esta madrugada en Madrid para jugar el domingo en Fuenlabrada. No será hasta el lunes cuando Vildoza pueda ver al médico en Vitoria.

Repasa los momentos destacados

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos