r

Estrellas sobre el parqué y en la banda

Piqué, el periodista vitoriano Héctor Fernández y Griezmann./rafa gutiérrez
Piqué, el periodista vitoriano Héctor Fernández y Griezmann. / rafa gutiérrez

García Ferreras comparte el Barça-Valencia con el director de la sección de baloncesto del Real Madrid, muy cerca de Griezmann y Piqué

SERGIO EGUÍA

«En la tele, el campo parece más grande». Era la primera vez que Antoine Griezmann acudía a un partido de baloncesto y eso es lo que más le llamó la atención. «Prefiero verlo desde aquí», reconocía. Lo elige él y lo haría cualquiera. No hay como ver baloncesto desde una silla de pista, a menos de un metro del borde de la cancha. Aunque Hierrezuelo se ponga en medio.

La compañía tampoco suele estar mal, pero eso es cuestión de gustos. La 'beautiful people' mola por más que no siempre sea tan bella. En las distancias cortas, de todos modos, todas las personas mejoran. Las famosas, también. Queda menos espacio para los prejuicios.

El que sí parece exactamente igual que como sale en televisión es el periodista Antonio García Ferreras. Hasta llevaba la americana negra que saca en su tertulia matutina. Conocido madridista, disfrutó del Barcelona-Valencia junto a Juan Carlos Sánchez, el director de la sección de baloncesto blanca.

No había deportistas de la sección de fútbol. Habían jugado el miércoles por la noche en Amsterdam. El jueves fue el día de los atléticos. Junto a Griezmann, que llegó acompañado del periodista vitoriano Héctor Fernández, estaban también el portero colchonero Jan Oblak y el defensor montenegrino Stefan Savic. Se sentaron juntos, pero lejos del delantero galo.

El francés llegó con Gerard Piqué. El central blaugrana es un habitual en el Palau. Estaba en Madrid por el sorteo de la nueva Davis, que patrocina, y ya que jugaba su club, y que en el descanso se homenajeó a Juan Carlos Navarro... Se vio alternar a ambos futbolistas con la leyenda blaugrana. A los asociados de Concha Espina, en las gradas, les gustó más ver a Antonio Martín, con su planta de galán. Aunque el presidente de la ACB estuviera rindiendo honores al actor protagonista de sus peores pesadillas.

Ferreras, cámara en mano, junto a Juan Carlos Sánchez, director de la sección de baloncesto del Madrid.
Ferreras, cámara en mano, junto a Juan Carlos Sánchez, director de la sección de baloncesto del Madrid. / Rafa Gutiérrez

Los cómicos pasan por el aro

Tampoco faltaron faranduleros. En la primera jornada estuvo 'Quequé'. Uno de los cómicos en nómina de Movistar +, que al igual que varios de sus compañeros de profesión y cadena es incondicional de este deporte. Por cierto, Héctor de Miguel es el autor de la canción 'Llámame demente', inspirada y dedicada al Estudiantes.

Otro músico, uno que de verdad es músico profesional, se sentaba a unos pocos asientos. El Chojin, el rapero de Torrejón que copresentaba 'Ritmo urbano' en la televisión pública con El Langui, se sentó justo detrás de Griezmann y Piqué.

Ayer, al WiZink, el pabellón tanto de colegiales como de merengues, se esperaba que se acercaran también David Broncano y Quique Peinado, reconocidos seguidores de los de Ramiro de Maeztu. Si lo hicieron se mantuvieron en un correcto segundo plano. Igual por lo que llovía en el campo por culpa de Ayón y compañía. Sí se sentó en la banda el invitado fetiche de La Resistencia, Antonio Resines. Y otro habitual del show, Alberto Casado, el que no tiene barba de Pantomima Full.

Se había especulado con una posible presencia del presidente Pedro Sánchez. Con el ajetreo del anuncio del adelanto de las elecciones generales para el 28 de abril, San Prudencio, no lo hizo. El Baskonia recibe al Fuenlabrada ese día en el Buesa. En Badalona, rival ayer de los azulgranas, tendrán derbi contra el Barcelona. Como diría Ferreras, que el viernes repitió, acompañado de su esposa, Ana Pastor: más baloncesto.

El Chojin es un gran fan del baloncesto, como buen rapero.
El Chojin es un gran fan del baloncesto, como buen rapero. / Rafa Gutiérrez

Splitter y Crespi

Entre los muchos jugadores, exjugadores y técnicos de baloncesto que han viajado a Madrid estos días, destacan dos exbaskonistas. Tiago Splitter llegó el viernes por la mañana al hotel de concentración. Marco Crespi fue otro de los que estaba en el lateral de la cancha durante los cruces del primer día. En el Real Madrid-Estudiantes se pudo ver a Anicet Lavodrama y Carmelo Cabrera. Los millenials pueden googlearlos. Se entiende.

En las sillas VIP se reserva espacio para los integrantes de otros conjuntos. Tras ganar su partido contra Unicaja, por ejemplo, Txus Vidorreta buscó acomodo en la zona.