Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Con las fuerzas justas en el nuevo formato

Voigtmann se eleva hacia el aro rival durante el duelo de la primera vuelta frente al Khimki./S. Ilnitsky
Voigtmann se eleva hacia el aro rival durante el duelo de la primera vuelta frente al Khimki. / S. Ilnitsky

El Baskonia encara el desenlace de la Euroliga con un núcleo de diez jugadores, por debajo de los disponibles en las dos anteriores campañas a estas alturas de curso

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El actual formato de fase regular en la Euroliga cumple su tercera temporada. La liga a doble vuelta que termina por repartir las ocho plazas para los cruces de cuartos se asienta como una fórmula que alarga la emoción y deja atrás los anteriores sistemas de eliminación por etapas, con primera fase y Top 16 como cribas previas a los cuartos. En el actual esquema, la jornada 24 es el límite que marca la normativa para realizar nuevas incorporaciones. El mercado se cerró a las seis de la tarde del miércoles pasado, en la jornada previa al duelo del Baskonia contra el Zalgiris. El club vitoriano permaneció inmóvil a pesar de acumular ya casi dos meses sin Shengelia ni Granger. La baja del primero ya había sido suturada con Jalen Jones, pero el puesto de base ha quedado en cosa de dos. «Si hay suerte, estarán en abril», aseguró Perasovic respecto a la posible fecha de retorno de los lesionados.