Garino estará seis semanas de baja por una lesión de rodilla

Garino durante un partido de Euroliga./R. GUTIÉRREZ
Garino durante un partido de Euroliga. / R. GUTIÉRREZ

El alero argentino sufre un esguince en el ligamento lateral interno

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

El infortunio ataca al Kirolbet Baskonia. En la figura del 'Pato' Garino, que sufre un esguince de grado 2-3 en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha y, sometido a un tratamiento conservador con terapia de plasma enriquecido, estará unas seis semanas de baja. Un palo duro para un equipo en reconstrucción y un nuevo obstáculo físico importante para un jugador que no está teniendo suerte con las lesiones en Vitoria.

El año pasado una lesión muscular que arrastraba desde la disputa del Torneo de las Américas condicionó su integración en la dinámica azulgrana en el arranque de temporada; superado este primer contratiempo, una fractura de mandíbula le devolvió a la inactividad; acoplado después a contrarreloj a los esquemas de Pedro Martínez para empezar a encontrar su hueco en el equipo, una luxación de un dedo, sufrida en el último choque de la fase regular de Euroliga ante el Anadolu Efes, le obligó a competir con dos dedos encintados y una férula que, lógicamente, mermó su rendimiento.

Ahora, obligado de nuevo a remar a contracorriente para darle la vuelta al rol secundario que está teniendo con Perasovic (17 minutos en dos partidos continentales con el croata), un nuevo percance, y de mayor envergadura, se cruza de nuevo en su camino. Y en el del equipo, forzado a la renovación de su perímetro. El Baskonia es un club que siempre está en el mercado y tampoco estaba descartado efectuar alguna incorporación con todo el plantel sano, pero el contratiempo del alero argentino le presiona para al escaparate con urgencias, condicionado por las circunstancias.

En este punto vuelve a aparecer en la agenda vitoriana el nombre de Brandon Paul (1,93 metros y 27 años), un alero norteamericano con experiencia en la ACB (Joventut 15-16) y en la Euroliga (Anadolu Efes 16-17), donde hace dos cursos promedió 8,6 puntos a las órdenes de Perasovic. Después de probar suerte la pasada temporada en la NBA con un papel residual en los Spurs, donde fue cortado en verano, es una pieza cotizada en el mercado continental.

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos