Giedraitis, modelo de la inconsistencia

Negado en los tres primeros cuartos, metió el triple casi definitivo, erró los de la sentencia y perdió el último balón que a punto estuvo de costar el triunfo final

Iván Benito
IVÁN BENITO

Hacía una tarde casi veraniega en Málaga hasta que se desató el huracán Fontecchio. Levantó viento y amenazó tormenta durante el primer cuarto. 15 puntos sin fallo. Cuatro gotas. Brizuela trajo de vuelta el sol y nubló las ideas del Baskonia, que no encontró en toda la tarde otro referente ofensivo que no fuera el italiano.

Estaba llamado a

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ahora puedes acceder a todo el contenido por solo 3€ el primer mes