Giedraitis ha atendido a los medios durante el Media Day como nuevo capitán azulgrana./jesús andrade

Giedraitis ha atendido a los medios durante el Media Day como nuevo capitán azulgrana. / jesús andrade

Giedraitis sobre su renovación: «Soy positivo»

«Si el club me quiere, ¿por qué no seguir?», asevera el nuevo capitán del Baskonia durante una amena jornada de puertas abiertas

Iván Benito
IVÁN BENITO

Al habla el nuevo capitán del Baskonia. De carácter oficial ya con su primera fotografía levantando un título, la Euskal Kopa, Giedraitis parece dispuesto a echar raíces en Vitoria. «Este es mi último año de contrato, mi agente hablará con el club y si ellos me quieren, ¿por qué no seguir?», declaró ante los medios durante una jornada de puertas abiertas en la que Milaknis fue el único ausente. La entidad, en palabras de Félix Fernández, ya ha reiterado su voluntad por renovar cuanto antes el contrato del lituano. «Soy positivo sobre este tema. Vamos a ver qué pasa pero yo estoy abierto».

Como dice la popular pintada callejera que arrasa en las redes sociales, 'si os gustáis, pos liaros'. Aunque Hemingway fue mucho más sinuoso con su lapidario 'si dos se aman no puede haber final feliz'. Concepciones a ambos lados de la balanza. Un gran punto de partida, pero en las negociaciones no es solo la voluntad lo que intercede, sino cuestiones como las financieras. Por el momento, el alero se centra en su función sobre la pista. «No sé aún cuál será mi rol. Dependerá del entrenador. Hasta ahora no estoy notando grandes cambios en cuanto a mi papel».

Giedraitis deberá ser uno de los puntales de este nuevo Baskonia «bueno, joven, hambriento…». «Se me hace raro ser el más viejo del equipo», bromeaba con resignación. «No sé si ser capitán es un paso más en mi carrera, pero trataré de ayudar a mis compañeros y en que todos rememos en la misma dirección». Aunque hasta ahora no le ha hecho falta levantar la voz. «Hay un gran ambiente en el vestuario y cada día es mejor».

Almuerzo, apuestas, bailes...

El lituano, ambicioso, sí se atreve a fijar objetivos. «Jugar los play offs de la Euroliga y en la ACB, todo es posible». Tampoco renuncia a nada Marinkovic. «Primero la Copa, no podemos no estar, y luego el top-8. Hay equipo para conseguirlo». El serbio se personó resplandeciente y con una predisposición total ante los medios tras su buen Eurobasket. «Siendo egoísta, a mí sí me fue bien». Una sonrisa y a seguir respondiendo preguntas.

Y es que los 45 minutos de 'Media day' sobre la pista del Buesa dieron para mucho. Almuerzo cortesía del club, con cruasanes de la Euroliga, sesiones de fotos con posturas y bailes artificiales y una veintena de periodistas y fotógrafos dispuestos a aprovechar la oportunidad. Giedraitis fue el más reclamado, pero la simpatía y el humor habitual de Costello enseguida acaparó los focos. «Me corté el pelo pensando en este día», bromeó.

El buen ambiente no pareció impostado ni fruto de la victoria de anteayer. «Ganamos pero para mí no fue un gran partido», señaló Sedekerskis sobre el triunfo en la Euskal Kopa. «Creo que el carácter que demostramos fue bastante mejor que el del año pasado. Es la pieza más importante para ganar partidos y títulos. Pero necesitamos más entrenamientos juntos para conocernos mejor y cumplir con lo que nos pide el entrenador». El canterano no se da un momento de respiro.

Más distendido se mostró Dani Díez. A petición de los allí presentes, enseñó en público el buen aspecto de su cicatriz tras la operación de apendicitis. «Hoy entrenaré con el equipo, igual sumar algún minuto el domingo e intentar la semana que viene estar a tope. Tengo que ganar fuerza, confianza y forma para ayudar al equipo desde el minuto uno». Dos periodistas le retaron a jugarse unas zapatillas rosas con ellos desde el triple... y perdió. «Estaba frío». El madrileño tiene muy clara su misión en el equipo. «Soy de los veteranos y tengo que transmitir los valores del club y la exigencia de la ACB a los nuevos».

Kurucs, el incitador de la apuesta,desgranó el estilo de juego que quiere Peñarroya. «Mucha transición y más libre en ataque. Creo que puede dar espectáculo a la gente y buen resultado a la vez». Que así sea. Pero con cautela. «A veces tenemos muchos errores por razones estúpidas que durante la temporada no se pueden cometer», concluyó Giedraitis.