La historia de siempre en Moscú

Jugadores del TAU Cerámica celebran su victoria frente al CSKA de Moscú en la semifinal de la Euroliga de 2005./
Jugadores del TAU Cerámica celebran su victoria frente al CSKA de Moscú en la semifinal de la Euroliga de 2005.

La escuadra vitoriana no rinde la plaza rusa desde la histórica campanada lograda en la Final Four de Moscú 2005

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia se enfrentaba este jueves a uno de los mejores equipos de baloncesto de Europa y no pudo contra el peso de la historia al caer derrota de nuevo en Moscú. Los precedentes eran tercos a la hora de negar las opciones de victoria al conjunto de Perasovic en una cancha poco dada a concesiones. A lo largo de las últimas campañas, el conjunto vitoriano ha llamado a la puerta del feudo moscovita para recibir una bofetada por respuesta, ya sea en fase regular, los play off o en el Top 8.

Le tocaba al Baskonia reeditar una hazaña muy lejana. Desde la puesta en marcha de la Euroliga moderna en la temporada 2000-01, el plantel azulgrana solo ha ganado en dos ocasiones en territorio del CSKA después de 17 visitas. La primera se remonta a un duelo de Top 16 en abril de 2002, saldado con un 73-90. La última data del 6 de mayo de 2005 y supone una fecha histórica para el baskonismo. Fue en el Olímpico de Moscú, escenario gigante de la Final Four que se celebró en la capital rusa. El CSKA, que tan solo había cedido una derrota en las fases previas, se estrelló en semifinales contra el Baskonia de Splitter, Scola, Prigioni, Calderón, Macijauskas, David, Hansen, Vidal, Betts y Gabini. Un grupo inolvidable comandado por Dusko Ivanovic y que tumbó al CSKA liderado por Papaloukas, Holden, Brown y Dikoudis por 78-85. Desde entonces, el equipo azulgrana ha viajado en trece ocasiones hasta los designios del CSKA para volver con una derrota. Esta noche sumó la catorce.