Baldwin, defendido por Noua (Andorra), ha elevado su aportación al Baskonia a partir de la llegada de Spahija. / igor martín

Baskonia

La historia (aún breve) del renacido

El antes apocado y ahora suelto Baldwin duplica su anotación desde el relevo en el banquillo del Buesa Arena

Ángel Resa
ÁNGEL RESA

Tres partidos han bastado -en realidad ya apuntó lo suyo el inaugural de Neven Spahija en el banquillo del Buesa Arena- para ver que algunos jugadores se han liberado de un yugo en el cuello o del corsé que les apretaba la caja torácica. Concretando los males del Baskonia hasta el cambio de entrenador, los dardos apuntaban a la diana de los base