rafa gutiérrez

Baskonia

A la conquista del OAKA con las bajas de Hommes y Enoch

El ala-pívot sigue con molestias en la rodilla mientras Peñarroya aplaca la presión arbitral de los griegos: «Son los que más faltas reciben y siguen quejándose»

Iván Benito
IVÁN BENITO

«Tontos no somos. Sabemos a dónde vamos». De esta forma afronta Peñarroya y su Baskonia el intento de la quinta muesca vitoriana en el OAKA. Y lo hace sin Steven Enoch, «que, de momento, va según lo previsto», y Daulton Hommes, que «sigue con las molestias que prácticamente le impidieron jugar ante el Betis y se queda trabajando con los servicios médicos». Los dos años sin jugar en su etapa júnior por una rotura de ligamento cruzado invitan a actuar con cautela ahora ante sus dolores en la rodilla izquierda.

En definitiva, Peñarroya contará esta noche con dos bajas sensibles en su juego interior y necesitará la multiplicación de Sedekerskis, Costello y Kotsar –o la aparición de DaniDíez– de cara a un partido que llega con la temperatura por encima de lo habitual. «Vistas las declaraciones de su propietario, criticando los arbitrajes, seguramente nos espera un campo caliente». Giannakopoulos calificó la labor de los colegiados en la última derrota ante el Partizan de «robo» y llamó «saco de basura» a la Euroliga, que estudia su sanción. «Recuerdo que Panathinaikos es con diferencia el equipo que más faltas recibe, pero siguen quejándose», aplacó el técnico azulgrana en la temprana rueda de prensa.

El catalán sabe lo que les espera. «Cinco contra cinco, tres árbitros, hasta ahí lo de siempre. Pero la previa, el ambiente, lo que se verá en los diarios de Atenas…». Sin embargo, prefiere que el OAKA esté lo más repleto posible. «Muchos de nuestros jugadores tienen ganas de vivir esas sensaciones y vamos con ganas de disfrutar». A su Baskonia no le quedará otra que imponer su dinámico estilo ante el «más pausado y con mucho poste bajo» del Panathinaikos. «Es muy buen equipo y no le toca estar a dónde está».

Del ataque a la defensa

Solo una victoria y cinco derrotas ajustadas es el balance del cuadro griego. «Ha perdido varios en la última jugada, está compitiendo contra todos y tiene una plantilla de calidad», valoró el preparador del elenco azulgrana. Una plantilla repleta de «jugadores de carácter ofensivo que necesitan enchufarse en ataque para destacar en las facetas defensivas». «Nosotros incidimos en que no dependa del acierto. Normalmente es más fácil empezar por atrás pero...», reflexionó antes de emprender el primer viaje largo de la temporada, ya sin las comodidades del chárter, con escalas en Bilbao y Barcelona. «Evidentemente la carga hay que gestionarla pero para eso tengo un cuerpo técnico que sabe de qué va a esto».