rafa gutiérrez

Contracrónica del Baskonia - Real Madrid

Howard se sienta en el trono de Llull y el Chacho

El estadounidense firma un partido memorable con dos triples icónicos ante el de Mahón y Giedraitis rompe amarras para delirio del Buesa

Iván Benito
IVÁN BENITO

Nadie da más miedo que alguien que no tiene miedo. Descarado, ambicioso, incorruptible como este Baskonia al que la Euroliga empieza a temer. O debería. A un Markus Howard pequeñito, pero matón. Asesino para los rivales, celestial para el Buesa. El de anoche no fue un partido más para el estadounidense. Fue el día en que, con tan solo unos me

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores