Dusko Ivanovic, con Janning en segundo plano. / Igor Aizpuru

Ivanovic avisa del cambio en Olympiacos con Bartzokas: «Están defendiendo muy bien»

El Baskonia se mira en el espejo en su visita a El Pireo que «está mejor desde el regreso de su viejo entrenador», asegura el montenegrino

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

El clásico europeo, en el siglo XXI, posiblemente es el Olympiacos-Baskonia. O Baskonia-Olympiacos, que tanto monta, ya que ambos equipos son un poco una fotocopia el uno del otro. Los dos por debajo del nivel que se les esperaba; porque los americanos no han rendido como estaba previsto; porque las lesiones han trastocado algunos planes. Ambos mejor desde que recurrieron a su entrenador fetiche: Dusko entre los vitorianos, Bartzokas en El Pireo.

Se han enfrentado en 39 ocasiones. No está mal. Nunca habían coincidido antes de 2000. Y nunca con tantas urgencias por ambas partes. Más simbólicas que reales - llevan un balance 8-13, que les mantiene cerca del top 8- al no encontrar las esencias del juego que les hicieron grandes en el pasado.

«Bartzokas conoce bien a los jugadores importantes del equipo: Printezis y Spanoulis»

Dusko ivanovic

«El Olympiacos está jugando bien desde la llegada de su antiguo entrenador, una persona que conoce bien a sus jugadores más importantes, Printzesis y Sponoulis», avisa Dusko Ivanoniv camino de Atenas. El equipo se marchó de madrugada de Vitoria para volar a Fráncfort y de allí a la capital helena.

El preparador azulgrana destacó la dificultad de vencer en el Pabellón de la Paz y la Amistad. Solo tres veces lo han hecho los de Zurbano. « Es una cancha muy difícil y sobre todo ahora», incidió, en referencia al regreso de Bartzokas al banquillo rojiblanco.

Un buen Spanoulis

Su líder, en estado de gracia tras ser padre por sexta vez, sigue siendo Vasilis Spanoulis. El genio de Larissa, que firmó su máxima anotación en Euroliga de su carrera la semana pasada contra el Zenit (31 puntos), «a pesar de sus años sigue siendo un jugador bueno que puede decidir el partido». Aunque la mayor carga del juego, en este Olympiacos, la están llevando Printezis (pareja de baile para Shengelia) y Milutinov, al que le tocará lidiar con Fall.

El senegalés, en el encuentro del Buesa, se fue hasta los 16 rebotes. El serbio, el mejor de los suyos con 20 créditos de valoración, no supo cómo frenar al gigante fancosenegalés. Una superioridad aplastante en la pintura - atrapando 20 rebotes más que los griegos- permitió a los de Perasovic, por aquel entonces, vencer cómodamente al grupo que entrenaba Kestutis Kemzura. Esta tarde faltarán Vildoza, Garino y Henry de los que estuvieron en el Buesa el pasado octubre.

«Creo que el Olympiacos es un equipo muy completo, muy físico, muy bien cubierto en todos los puestos y, además, últimamente está jugando muy agresivo en defensa», destacó un Ivanovic que volvió a insistir en la «necesidad de cambiar muchas cosas respecto a nuestro último partido de ACB si queremos seguir mejorando». El domingo, tras la derrota contra el Andorra, el montenegrino estaba muy decepcionado por la actitud defensiva de los suyos.