Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El Baskonia camina hacia la luz

Jalen Jones celebra un mate durante el partido de este viernes. /Igor Martín
Jalen Jones celebra un mate durante el partido de este viernes. / Igor Martín

Los azulgranas se abren paso entre el juego de tinieblas del Bayern y logran el botín completo al voltear el average con una agónica canasta de Poirier

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Cinco segundos por jugar y la última oportunidad del Baskonia para voltear el average particular. Los azulgranas sacan desde cancha de ataque. Solo poner el balón en juego supone una aventura ante la corrosiva última defensa del Bayern. La bola se escurre de manos de Poirier, la recoge Voigtmann, que articula un tiro en suspensión apresurado, el mismo que roza el hierro con tanta suavidad que cae como un peso muerto en el corazón de la zona germana. Allí reaparece Poirier, que lo recoge para saltar como un resorte y sumar dos puntos al filo de la bocina. El gesto de validez de los colegiados parece confirmar el 76-68, el triunfo vitoriano y la ventaja de ocho puntos que permite recuperar el average. El botín completo, pero falta la última certificación; una última revisión arbitral en el 'instant replay' con la que se confirma la legalidad de los dos últimos puntos del galo.

76 Kirolbet Baskonia

Vildoza (6), Janning (13), Shields (10), Voigtmann (10) y Poirier (11) -cinco inicial-, Huertas (5), Diop (4), Jalen Jones (12) y Hilliard (5).

68 Bayern Munich

Lo (5), Djedovic (8), Lucic (8), Barthel (11) y Radosevic (6) -cinco inicial-, Dangubic (2), Hobbs (3), King (-), Koponen (7), Amaize (-), Derrick Williams (18) y Ogunsipe (-).

Parciales:
19-18, 19-21, 21-16 y 17-15
Árbitros:
Borys Ryzhyk (Ucrania), Olegs Latisevs (Letón) y Ioannis Foufis (Grecia). Sin eliminados.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésima segunda jornada de la Euroliga disputado en el Fernando Buesa de Arena ante 11.854 espectadores.

La satisfacción era absoluta. El aire volvía a entrar de manera plena en los pulmones de un Kirolbet Baskonia consciente de haber sorteado un escollo resistente y pegajoso como el Bayern Múnich. La escuadra alemana, que echó en falta la capacidad en la dirección del lesionado Jovic, fue fiel a sus principios. Se aplicó en la siderurgia para sumir en las tinieblas a un Baskonia casi siempre incómodo, huérfano de su ritmo de juego ideal pero con capacidad para buscar grietas entre el muro muniqués. Los vitorianos protagonizaron un progresivo caminar hacia la luz, que se aceleró durante un tercer cuarto bacheado para adquirir volumen en la última entrega. Al final, el Baskonia hizo valer la calidad y el talento, pero también esa determinación en el juego que le convierte en un equipo que busca la máxima velocidad de ejecución y el ataque fulminante a la yugular. El plantel de Perasovic supo adaptarse a la atmósfera agobiante propuesta por el Bayern. Contuvo con un buen trabajo defensivo la producción ofensiva de Dedovic con Janning como principal perro de presa y supo navegar entre los chispazos de clase de un Williams desbordante o la agresividad de Lo.

Pelea enconada

Los azulgranas volvieron a funcionar con una clara unidad de acción. A pesar de su entonado inicio anotador, pronto descubrieron lo resistente del material que está hecho el Bayern. Para el Baskonia, la primera parte del duelo fue una pelea constante por liberarse del juego a media cancha donde tan bien se manejan los alemanes. El 19-17 al cierre del cuarto inicial dio paso a un segundo capítulo de pelea enconada en el que los vitorianos rescataban el arte del 'pick&roll' para mitigar la falta de acierto en el lanzamiento triple.

La escasez de alegrías ofensivas quedaban plasmadas en el 38-37 al descanso. El Baskonia necesitaba catapultarse en el acierto y el ritmo y lo logró con dos triples consecutivos de Janning y Vildoza en el arranque del tercer cuarto (44-37, minuto 21). Radonjic paraba el duelo de inmediato y echaba de nuevo cloroformo al encuentro. La anemia volvió a las filas azulgranas en casi cuatro minutos de ceguera anotadora, suficientes para que el Bayern recuperara distancias. El duelo requería de esfuerzo y luces en ataque, dos ingredientes que aderezaron a la perfección Shields y Jones. De su mano, el Baskonia recuperó pulsaciones y puntería hasta cerrar el tercer cuarto con un 59-53 para mantener la dinámica ascendente en los minutos posteriores. Los triples siguieron cayendo y el Baskonia volvió a la sonrisa plena hasta situarse con un 72-62 a dos minutos del cierre. El average parecía a salvo aunque cerca estuvo de perderse en el desenlace. Las pérdidas de balón y los problemas para poner el balón en juego dejaron al Baskonia sin red y en serio riesgo de quedarse sólo con la mitad del premio hasta la oportuna canasta de Poirier. Triunfo y average recuperado respecto a un rival directo y otra jornada con los pies firmes en la zona de play off.

 

Fotos