Baskonia

Larkin confiesa sus intenciones

Shane Larkin perseguido por T.J. McConnell durante un encuentro del pasado 'play off' en el Boston Garden. /C. J. GUNTHER
Shane Larkin perseguido por T.J. McConnell durante un encuentro del pasado 'play off' en el Boston Garden. / C. J. GUNTHER

El base desvela al Boston Globe que tiene ofertas de seis equipos europeos por más de 1,5 millones al año, pero que primero apurará la carta NBA

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Shane Larkin rompió este viernes su aparente silencio en el Boston Globe. Es el más prestigioso diario en la ciudad de los Celtics, club en el que jugó la temporada pasada. Entre los detalles que el de Cincinnati desvela al periodista Adam Himmelsbach, al que atiende por teléfono desde sus vacaciones en California, destaca que los médicos seguían sin permitirle entrenar con normalidad hasta la semana pasada.

Larkin sufrió un duro golpe contra Joel Embiid -Sixers- durante los 'play off' y abandonó la cancha con un hombro desencajado. «Creo que esa imagen ha frenado a otras franquicias NBA a la hora de ofrecerme un contrato», comenta el jugador, que es agente libre tras expirar su relación con los Celtics al final de temporada. «Yo habría jugado con dolor y soportando cualquier cosa si Brad Stevens lo hubiera visto necesario», añadió el base.

Su primera opción, como era conocido, es quedarse en la liga americana. «Me he reunido con un par de franquicias recientemente. Quiero dejar claro que estoy perfecto a nivel físico para incorporarme cuando empiece la temporada».

Durante un tiempo, siguió creyendo en que los Celtics le renovarían. «Me he encontrado varias veces con Stevens este verano -también después de que ficharan a Brad Wanamaker- y siempre me ha insistido en que le gustó mucho como jugué esta temporada y mi rendimiento. Que vería lo que podía hacer por tenerme».

No obstante, con la renovación de Marcus Smart las cosas cambiaron. «Entiendo que los Celtics tienen que pensar en lo que es mejor para ellos y lo que les conviene en este momento». Así que, según el articulista, le animaron a aceptar ofertas de otras franquicias, si tenía la oportunidad. Por ahora sigue buscando ese hueco. «Con algunos estamos negociando cuál podría ser mi papel en el equipo y el dinero por el que jugaría para ellos», comenta Larkin.

Sin embargo, tampoco descarta la opción de venir a Europa por segunda vez en su carrera. Hace dos años, tras haber pasado por los Mavs, los Knicks y los Nets, y con una oferta NBA sobre la mesa, el de Ohio prefirió atender la llamada del Baskonia. Y podría volver a hacerlo si las negociaciones que están en marcha no llegan al punto deseado. «Saben que ya he jugado en Europa y que no me asusta volver a hacerlo. Muchos jugadores de la NBA tienen miedo de aceptar ofertas de Euroliga porque creen que no son lo suficientemente buenos como para destacar allí y poder regresar después a la NBA, pero yo lo sé, porque he demostrado que soy lo bastante bueno para conseguirlo. No cerraré la puerta a Europa si pienso que es la mejor opción para mi futuro», confiesa.

«Se nuestro hombre»

La pena de la entrevista es que no da pistas de dónde tendría pensado recalar si diera el salto. Eso sí, no se entrecomilla, pero Himmelsbach pone en boca de Shane Larkin que seis equipos de Europa le han presentado ofertas de trabajo. Y que las seis son, como mínimo, superiores a los 1,5 millones de dólares por temporada.

«Lo que le pido al equipo que quiera tenerme es que me diga: 'Vale, ahora que eres parte de la plantilla deseamos que seas nuestro hombre, queremos que trabajes duro y que sigas creciendo junto al equipo'. Ese es el papel que voy buscando para decir que sí a una oferta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos