Borrar
Giannakopoulos vuelve a protagonizar un incidente. E. C.
Lío en el Olympiacos-Panathinaikos: culpas al Gobierno y a «las elecciones amañadas» de la Federación

Final de la liga griega

Lío en el Olympiacos-Panathinaikos: culpas al Gobierno y a «las elecciones amañadas» de la Federación

El presidente del club del trébol Giannakopoulos ataca sin escrúpulos a árbitros, dirigentes y políticos después de que los del Pireo situaran el 2-0 en la final

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 8 de junio 2024, 13:33

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El reciente título de la Euroliga del Panathinaikos no ha calmado los ánimos de su presidente. El excéntrico Dimitris Giannakopoulos, acostumbrado a clamar contra todo contra todo en las mayores derrotas de su equipo, ha vuelto a protagonizar un ataque de ira incontrolable en el que llegó a declarar que las elecciones de la Federación griega estuvieron «amañadas» con el visto bueno del Gobierno. El episodio se produjo tras la finalización de un polémico segundo partido de la final griega, en la que el Olympiacos se anotó el 2-0 en la serie (92-86).

El choque tuvo todo lo que se espera de un derbi griego. Por si la eterna rivalidad entre ambos conjuntos helenos no fuera suficiente, esta temporada se ha sumado Ergin Ataman, la viva representación de echar gasolina al fuego. En el primer partido fue expulsado y la cosa no se quedó ahí. «Ahora entiendo porque en el fútbol griego hay árbitros extranjeros pitando en los partidos importantes», manifestó desde el túnel de vestuarios. En el segundo, tampoco pudo ver acabar el partido desde el banquillo.

El origen del lío comenzó en el centro de la pista. La final griega de este 2024 está enmarcada dentro de una temporada en la que, por primera vez en varios años, Olympiacos y Panathinaikos conviven en la cima del baloncesto continental y en la que Sloukas protagonizó un controvertido cambio de bando el pasado verano. La cancha de La Paz y la Amistad de El Pireo atesora dos mentiras cuando se producen marchas como la que Spanoulis realizó en sentido inverso.

Los abucheos e insultos del público hacia Sloukas, flamante MVP de la Euroliga del Panathinaikos, fueron constantes. El base griego respondió en el primer cuarto con el gesto de limpiarse el escudo del trébol ante su antigua afición. Sus excompañeros trataron de buscarle las cosquillas durante todo el choque y el conflicto saltó por los aires a falta de 38 segundos.

Canaan, autor de una canasta en el último cuarto que el Panathinaikos consideró fuera de tiempo, le hizo el gesto del dinero a Sloukas. La acusación de pesetero no le sentó bien al base, pero mucho menos a Ataman. El técnico pidió silencio al escolta del Olympiacos llevándose el dedo índice a la boca y entró en la pista ante la actitud desafiante de su rival. Los árbitros señalaron la primera técnica y acto seguido la segunda y la expulsión por sus airadas protestas.

Los dirigentes más sosegados del conjunto del OAKA optaron por salir a rueda de prensa. «Estoy aquí en nombre de toda la organización para proteger a nuestro entrenador», dijo el manager general Becirovic. «Creo que en este partido algunos jugadores del Olympiacos no han mostrado un respeto adecuado», prosiguió, a lo que Bartzokas no quiso echar más leña al fuego. «¿No dijimos que deberíamos predicar con el ejemplo?», se preguntó.

Al mismo tiempo, Dimitris Giannakopoulos, acostumbrado a rebasar todos los límites contra Jordi Bertomeu, colegiados o amenzar de muerte a Spaoulis y su familia, entraba en su cuenta de Instagram, el principal canal desde el que transmitir su furia, y se despachaba contra todo. «Ni siquiera el Steaua en la época de Ceausescu tenía un arbitraje así», afirmó en primer lugar. El dirigente señaló al árbitro Vasiliki Tsaroucha. «Sigue en Facebook a una cuenta llamada 'Leyenda, Dios mío' (un eslogan del Olympiacos) y su mujer va con ropa del Olympiacos», bramó.

Después de acusarle de seguir las instrucciones que emiten desde la Federación Griega de baloncesto, atacó a los políticos. «Ya saben quién tiene la culpa: Avgenakis (ministro), con la bendición de Dimitriadis y Maximos (la Moncloa griega). Liolios salió con elecciones electrónicas amañadas», apuntó Giannakopoulos sobre Vangelis Liolios, presidente de la Federación y del equipo del Promitheas.

«En este país, por una vez, deberíamos defender la acción y no la reacción. Debería haber una investigación y las autoridades deberían intervenir», concluyó el presidente del Panathinaikos. El Olympiacos anunció que presentará una denuncia oficial contra Giannakopoulos por sus palabras. El OAKA acogerá el lunes el primer 'match ball' para el conjunto de Ataman en la enésima final griega con incidentes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios