Laso da indicaciones a Heurtel durante un partido / efe

El Madrid le enseña la puerta de salida a Heurtel antes de visitar el Palau

El club aparta al base francés junto a Trey Thompkins en una inesperada derrota ante el Bayern con la que acaban cuartos en la Euroliga

Iván Benito
IVÁN BENITO

El Wizink Center despidió ayer con pitos al Real Madrid tras perder una ventaja de 20 puntos y caer derrotado ante el Bayern. Los blancos acabaron la Euroliga en cuarta posición, deberán medirse contra el Efes o el Maccabi en cuartos de final y encadenan 13 derrotas en sus últimos 20 partidos. Tan solo un preludio del terremoto que sacude el vestuario que comanda Pablo Laso desde 2011.

Thomas Heurtel y Trey Thompkins no aparecieron ni en la convocatoria ni en las gradas del Palacio y el vitoriano no argumentó ningún problema físico ni personal. «Es decisión técnica», justificó. Según se han hecho eco diversos medios nacionales e internacionales, ambos jugadores fueron apartados de la disciplina y se les ha comunicado que pueden ir buscando equipo. «La decisión de no volver con el equipo es definitiva», ha confirmado el técnico esta mañana.

El base francés con pasado en el Baskonia empezó bien su andadura en el Madrid pero su rendimiento se ha ido diluyendo hasta ser uno de los señalados por la crisis de resultados. En la derrota de Tenerife el pasado domingo, demostró su carácter indómito al sentarse en el banquillo con gestos de no estar de acuerdo con la decisión del técnico vitoriano.

Una reacción que parece que ha acabado de dinamitar su relación y por la que el club blanco le apartó del equipo el martes. Con contrato hasta 2023, ambas partes tienen la opción de rescindir este verano. Sería la tercera vez que sale por la puerta de atrás de un equipo español. En Vitoria, el Baskonia optó por venderle al Efes entre las críticas de Querejeta por su actitud indolente y en el Barcelona tuvo varios encontronazos con Jasikevicius y negoció a sus espaldas con el conjunto merengue hasta protagonizar el triste episodio del avión en Estambul.

El caso de Thompkins es diferente. El ala-pívot siempre ha estado bajo sospecha por sus problemas físicos y se ha pasado las dos últimas temporadas casi en blanco. En esta, apenas ha tenido participación y no ha alcanzado el mínimo de forma físico deseado y la entidad le echa en cara que no ha puesto todo de su parte. El estadounidense, que viste de blanco desde 2015 y fue vital en el título de la Euroliga de 2018, acaba contrato este verano.

Yabusele, multado

Pero el polvorín no acaba aquí. La web Encestando también informó de que el club ha multado a Yabusele por «ciertos comportamientos antideportivos». El interior galo sí jugó ante el Bayern y el pasado mes de enero renovó hasta 2025. A todo estos problemas internos del vestuario se suma un supuesto incremento de la diferencia de criterios entre Pablo Laso y Juan Carlos Sánchez, el responsable de la sección, aunque el preparador vitoriano sigue contando con el respaldo del presidente Florentino Pérez. Los blancos tienen por delante un fin de semana complicado en el que visitan el Palau para enfrentarse a un Barça que le tiene tomada la medida.