Martínez: «Contamos con Vildoza para recibir a Olympiacos el miércoles»

Pedro Martínez da instrucciones a Poirier durante el encuentro en Fuenlabrada. /Roberto Padilla
Pedro Martínez da instrucciones a Poirier durante el encuentro en Fuenlabrada. / Roberto Padilla

El entrenador baskonista califica el partido de «accidente» y recuerda que la ventaja «solo puede servir para ser cabeza de serie en la Copa en caso de empate»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Pedro Martínez es un ancla. Esa que necesita todo globo para que no se lo lleve el viento. Sabe lo que puede hacer en la concentración de los suyos ganar de manera inesperada por 50 de diferencia y conoce «en carne propia», como recordó, lo que es perder por esa diferencia.

Así que tras el partido se mostró hasta lánguido. Lógicamente contento, porque sus jugadores habían mantenido la concentración durante los cuarenta minutos «sin preocuparse por el marcador», pero calmado debido a que lo sucedido en Fuenlabrada no dejaba de ser «un accidente». Como es habitual, su cabeza estaba ya más en la próxima cita, la del miércoles contra Olympiacos en el Buesa (20.45 horas). «Contamos con Vildoza para ese día. No estará al 100%, pero evoluciona bien de su esguince de tobillo y aunque ha sido una lesión muy dura, estará a disposición para ayudar al grupo en lo que se necesite».

«Hemos tenido muchísimo acierto de inicio», explicó. «Hemos podido romper de inicio con el tiro de tres puntos. El de todos, pero sobre todo el de Darrum al principio. Creo que esto se ha salido del guión que Fuenlabrada tenía previsto. Así que el partido se ha roto sorprendentemente. Son cosas que pasan. Empiezas muy mal y el otro equipo cogen toda la confianza. Y el jugar en casa se te vuelve en contra por la presión de ver ese resultado con tu gente en las gradas. Para nada ésta es la diferencia que hay entre los dos equipos, y realmente ni esperamos ésto».

De lo demostrado en el campo, el técnico catalán se quedó con que se hicieron las cosas con seriedad. «Nunca tienes que estar demasiado pendiente del marcador. Ni cuando ganas, ni cuando pierdes. Lo importante es defender bien y atacar bien. Y no mirar al marcador porque eso de ahora voy a defender mejor que pierdo de diez no funciona», argumentó.

«Estaba claro que no puedes mantener el nivel de acierto de la primera parte durante todo el encuentro, pero sí el de mentalidad y esfuerzo y eso lo hemos conseguido». Esa fue la única concesión al mérito de los realizado. «La diferencia en puntos -remarcó- nos va bien para ser cabeza de serie en la Copa, en un previsible empate en la clasificación, pero no hay explicación para lo que ha pasado, más allá del tremendo acierto en la primera parte, que estaba fuera de lo normal»

Disculpas al aficionado

Por su parte, Agustí Julbe quiso disculpas a los aficionados por la abultada derrota. «No hemos honrado al club, ni al sponsor, ni a la ciudad que nos paga el salario. No creo que haya sido por bajar los brazo o porque los jugadores se hayan rendido. Sencillamente nos hemos enfrentado a un equipo que por estructura y presupuesto tiene jugadores más preparados para competir a un nivel alto de forma continuada y no hemos sabido igualar ese nivel de coraje y luchar. El parcial inicial ha sido muy bestia y después ha sido imposible conectarse».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos