Ryder Hansen y su compañero Chinn, en la plaza de la Virgen Blanca. / Igor Aizpuru

Baskonia

La misión del hijo de Travis Hansen en Vitoria

Ryder, el primogénito del recordado alero del Baskonia es misionero mormón. Le encanta la tortilla de patata, busca compañeros para darle al basket y proyecta jubilarse aquí

David González
DAVID GONZÁLEZ

Es clavado a su famoso padre. El mismo corte de pelo a lo Eminem. La sonrisa y su castellano cantarín retrotraen al interlocutor al bienio 2004-06, cuando Travis Hansen, su progenitor, se ganó el cariño y el respeto del baskonismo. Dieciséis años después, el primogénito de esta figura azulgrana se ha instalado en Vitoria. Se llama Ryder y ti

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores