El Baskonia y el Neptunas Klaipeda acuerdan la cesión de Sedekerskis

Sedekerskis se eleva hacia el aro durante el último derbi contra el Gipuzkoa Basket./ unai murillo
Sedekerskis se eleva hacia el aro durante el último derbi contra el Gipuzkoa Basket. / unai murillo

El tercer club en importancia del baloncesto lituano recluta al joven alero baskonista, que busca minutos y protagonismo tras dos cursos aciagos

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Tadas Sedekerskis regresa a Lituania. Lo hará como cedido en el Neptunas Klaipeda. El canterano azulgrana 'emigra' a su país natal, tal y como hizo hace dos campañas al recalar en el Nevezis tras la cesión fallida al San Pablo Burgos. Se aleja una vez más del primer equipo azulgrana en busca de minutos y protagonismo, justo lo que no encontró el pasado curso.

Este viernes, el Baskonia ha hecho oficial la salida, por un año, del alero, tras llegar a un acuerdo para su cesión con el club lituano. Con ellos jugará la Basketball Champions League.

Se trata de tercer club lituano en importancia, por detrás del Zalgiris y el BC Rytas. Hay un hilo emocional azulgrana con su nuevo destino. El Neptunas Klaipeda fue el club donde creció aquella metralleta mortífera que respondía al nombre de Arvydas Macijauskas. En el presente, el club de la tercera ciudad más poblada de Lituania trata de mantener su prestigio de escuela de formación frente a los centros de poder establecidos en Kaunas y Vilnius.

Plantilla en reconstrucción

Sedekerskis pasará a formar parte de una plantilla en plena reconstrucción, pero que la próxima temporada alternará sus compromisos en la Liga lituana con la disputa de la FIBA Champions League. De momento, el técnico Tomas Rinkevicius ha sido promocionado al puesto de primer entrenador tras varias temporadas de rodaje como asistente. El club lituano ha cerrado recientemente la contratación del ala-pívot estadounidense Andre Williamson, proveniente del Friburgo suizo. A falta de más incorporaciones, destaca la presencia de un veterano como Tomas Delininkaitis en el puesto de base o la referencia interior de Simas Galdikas, capitán del equipo. El alero Osvaldas Olisevicius o los escoltas Tadas Pazera y Aidas Einikis completan el grupo de baloncestistas con contrato para el curso venidero.

En la Liga ACB, el MoraBanc Andorra se había interesado porel jugador lituano

La puerta lituana se entreabre de nuevo para Tadas Sedekerskis, una invitación a 'emigrar' a su propio país. Finalizada la pasada temporada, la opción de que el jugador báltico volviera a ocupar un puesto en la primera plantilla azulgrana quedaba como recurso socorrido. Desde el principio, la prioridad era la búsqueda de una cesión, algo que incluso el propio Sedekerskis había solicitado a la entidad azulgrana. En fechas recientes, el MoraBanc Andorra se había interesado también por su cesión, pero la vía del Neptunas Klaipeda es, en este momento, la más factible.

La progresión del joven valor báltico todavía es un enigma después de dos temporadas en las que la fortuna no le ha acompañado. Hace dos veranos, dejó la disciplina azulgranas tras porrogar su contrato hasta 2022 para foguearse en el San Pablo Burgos. No encontró su sitio en la escuadra burgalesa, que anuló su cesión en diciembre. El canterano azulgrana terminó la campaña 2017-18 en el Nevezis lituano y golpeado por una lesión de espalda. La dolencia se reproduciría poco antes del comienzo de la pasada campaña, lo que le impidió entrar en el equipo azulgrana con un mínimo de normalidad. Ya sano, su participación fue escasa a las órdenes de Velimir Perasovic.