El Correo
Baskonia

¿La mejor tarde europea de Nocioni?

vídeo

Imparable

Nocioni fue ayer una pesadilla para el Barcelona. / Foto Afp | Vídeo Euroliga

  • El alero argentino se acercó ayer contra el Barcelona a su mejor actuación, en 2003, con once años menos, cuando se fue a los 48 de valoración en la visita del TAU a la Benetton

Diez años y cuatro meses han pasado desde aquel 12 de noviembre de 2003 en el que Andrés Nocioni se fue a los 48 de valoración en la cancha de la mítica Benetton de Treviso. El alero argentino anotaba 36 puntos (con 10 de 11 en tiros de dos, 3 de 4 en triples), capturaba 15 rebotes y se adornaba con una asistencia. Su mejor tarde europea. ¿Hasta ayer? Posiblemente. Aunque la exhibición que ha dado el exterior en la segunda parte del partido de este jueves en el Palau Blaugrana es de enmarcar. El Chapu se marcha de la Euroliga -esperemos que solo de la de este año- por la puerta grande firmando 35 de valoración gracias a 37 puntos con los que destrozó a un Barcelona que ganaba de 20 y que se dejó anotar 62 puntos tras el descanso. Al final 86 - 97 para los azulgrana. Comparamos las dos actuaciones.

Tomando los números de manera aislada es difícil defender que 35 pueda ser más que 48. Claro que hace una década Nocioni estuvo 39 minutos y medio sobre el parqué. Y no jugó todo porque le eliminaron por faltas cuando restaba un suspiro. Ayer fueron 28. Los años obligan a alargar los descansos, lógicamente, pero también da más valor a los esfuerzos y al compromiso de un hombre que sabe que si no tira él del carro.... En Treviso, a los 36 puntos de Nocioni hay que sumarle otros 32 que aportó Macijauskas. El partido se ganó 92 – 99. Precisamente el alero lituano es el exbaskonista con la mayor valoración personal de la historia europea del todo el Baskonia. Fue a la semana siguiente de los 48 de Nocioni, en el Buesa, contra el Asvel Basket. Se fue a los 50 gracias a 40 puntos, El Chapu ese día no estuvo inspirado y falló todos sus tiros de dos. Se tuvo que conformar con un triple y un libre para 1 de valoración.

Por otro lado, la de ayer es la máxima anotación de Nocioni en Euroliga, un punto más que la noche italiana. También es la vez que más puntos ha metido un jugador rival en el feudo catalán. Además, Nocioni colocó tres tapones, su récord en la competición. Sin embargo, y quizá sea la prueba de cargo definitiva en este caso, en la parcela reboteadora no hay parangón entre lo sucedido en 2003 y la tarde de ayer. Los 15 rechaces que capturó -los dos pívot titulares de Ivanovic estaban lesionados- son una marca al alcance de pocos. El año anterior ya se había hecho con 16 contra el Olimpija esloveno.

¿Fue mejor el partido de Treviso que el de Barcelona? Por poco, pero sí. De todos modos, es fácil que en unos años se recuerde más la enorme exhibición ante un Barcelona plagado de estrellas al que el argentino casi solito (18 puntos de San Emeterio y 12 de Pleiss) le remontó 20 de desventaja para terminar por mojarles la oreja. El carácter tiene un rostro inconfundible y ahí quedan sus 37 puntos en el Palau: 9 de 15 en tiros de dos, 4 de 6 en triples y 7 de 8 desde la línea de libres. Más cuatro rebotes y una asistencia y restando cuatro faltas hacen 35 de valoración. Lejos de los 63 que regaló Tanoka Beard con la camiseta de Panathinaikos, pero al alcance de muy pocos jugadores hoy en día.