El Correo
Baskonia

euroliga | buesa arena 21.00

A pasar página

Begic y San Emeterio deben ser pilares de este Baskonia
Begic y San Emeterio deben ser pilares de este Baskonia / Jesús Andrade
  • El Baskonia arranca el Top 16 esta tarde frente al Efes de Heurtel obligado a encontrar la estabilidad de la que no gozó en 2014

A pasar página. El Baskonia está obligado de una vez por todas a encontrar la estabilidad de la que no gozó en 2014. No puede ser que los aficionados vayan una tarde sí y otra también al Buesa preguntándose que Laboral Kutxa se van a encontrar. Lo mejor para empezar de cero es cambiar de año, cambiar de fase competiviva y, dado que ya se ha cambiado casi todo el equipo, hacer tabla rasa. La ocasión, caprichos del destino, es inmejorable. En frente, el Efes que dirige ahora Thomas Heurtel. El francés buscará lógicamente demostrar. Los vitorianos, y en concreto James y Adams, deberían aprovechar para dejar claro que pueden dirigir a este grupo como lo hacía el emigrado timonel galo.

No obstante, el conjunto turco es mucho más que Heurtel. Es cierto que cedieron cuatro derrotas en la fase regular de Euroliga, pero lo de Estambul, entrenados por Ivkovic tienen un plantel de altura. Krstic es lógicamente la gran estrella de los turcos, pero lesionado no será de la partida. Por cierto, sonó y mucho Begic como temporero que lo supliera. Así las cosas son los alapívot Dario Saric y Milko Bjelica -sí, nuestro Milko- los que más puntos aportan. En el perímetro destaca el exmadridista Draper, con más de 7 puntos y 4 asistencias por choque, y el talentoso Perperoglou que abandonó Olympiacos en verano para sumarse al proyecto otomano.

Claro que, ahora mismo, Baskonia haría mejor en mirar hacia dentro. Los 93 puntos logrados en Zaragoza evidencian que de nada sirve un entretenido espectáculo de jugones si no se defiende. Efes es el equipo que menos canastas recibe de Euroliga. Si con el CAI se cae (perdón) concediendo 105 puntos en contra, parece ineludible secar la producción de los de Ivkovic, que difícilmente permitirán un casillero local por encima de 75. En la fase regular, la media la dejaron en 69,5.

Por cierto, tampoco es manco el reto para Ibon Navarro, que se medirá desde el banquillo a uno de los más laureados entrenadores del continente, con dos Euroligas en sus vitrinas. Las de 1997 y 2012 al mando de Olympiacos.

El análisis de David Gil