Prigioni, con sus hijos, en el homenaje que el dedicó el Buesa Arena a su retirada como jugador / rafa gutiérrez

Pablo Prigioni, nuevo seleccionador de Argentina

El técnico, emblema del Baskonia, reemplaza la sorpresiva salida de Néstor 'Ché' García ante la inminente Americup

Iván Benito
IVÁN BENITO

Nuevo reto para Pablo Prigioni. Un día después de que la Federación argentina anunciara la salida de Néstor 'Ché' García por «motivos de intimidad», la leyenda del Baskonia se hace cargo del banquillo de la selección en la que trabajaba como asistente. A sus 45 años, será su segunda aventura como entrenador principal tras su corta estancia vestido de traje en el Buesa Arena.

Su debut será inminente en la Americup, que se disputa en Recife (Brasil) desde mañana hasta el 11 de septiembre. En ella, tendrá a su disposición a bastantes caras ilustres como Campazzo, Laprovittola, Deck o Bolmaro, además de los ACB Brussino (Gran Canaria), Vaulet (Manresa), Fjellerup (Girona) o el eterno Carlos Delfino. En el apartado de bajas, destaca la de Luca Vildoza, que sigue trabajando por su cuenta en busca de un contrato en la NBA. Tampoco está Garino, lesionado en las últimas ventanas.

Argentina está encuadrada en primera ronda en el Grupo B junto con Islas Vírgenes (3/9), Puerto Rico (4/9) y Dominicana (6/9) y es una de las favoritas al título con permiso de Brasil, Canadá y Estados Unidos, que no han convocado a ningún jugador de la NBA. Pase lo que pase en la cita americana, la Federación ha confirmado a Prigioni que continuará en el banquillo al menos durante noviembre y febrero en las últimas ventanas FIBA de clasificación para el Mundial de 2023.

El exentrenador del Baskonia compaginará el cargo con el de asistente en los Minnesota Timberwolves (antes pasó por los Brooklyn Nets), en una NBA en la que lleva ya cuatro años formándose tras su mala experiencia en el Buesa Arena. Ahora, vuelve a tomar las riendas para cumplir uno de sus sueños, dirigir al equipo con el que logró la medalla de bronce en Pekín 2008 y se le consideró miembro de la 'Generación Dorada' aunque no formó parte de la plantilla que se llevó el oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

«Mi sentimiento por la Selección es muy grande, al igual que mi compromiso con este grupo. Estamos enfocados, staff y jugadores, en dar lo mejor de cada uno de nosotros en el torneo que tenemos por delante», ha comentado Pablo Prigioni tras su nombramiento como seleccionador de Argentina. En la misma línea, su presidente Fabián Borro. «Pablo es un ejemplo de superación y evolución permanente. Tuvo una ascendente carrera como jugador y durante mucho tiempo se mantuvo en las principales competencias mundiales. No tengo dudas de que su carrera como entrenador en la Selección será la continuidad de su constante desarrollo profesional». Al de Río Tercero le acompañarán en esta aventura Gonzalo García, Leonardo Gutiérrez y Guido Fabbris como asistentes.