Pedro Martínez: «Es un resultado duro, tiene su gravedad»

Pedro Martínez sigue con gesto serio el partido./Filip Filipovic
Pedro Martínez sigue con gesto serio el partido. / Filip Filipovic

El técnico del Baskonia lamenta la falta de competitividad, «es preocupante que te metan cien puntos y no llegues al bonus de faltas»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

El Kirolbet Baskonia se mostró en Podgorica como un bloque ansioso, atenazado. Blando en defensa, errático en ataque. Lejos de los servicios mínimos que se le deben demandar a un equipo que quiere aspirar al Top 8 de la Euroliga. Si el Morabanc Andorra le pasó por encima el domingo, el Buducnost le barrió de la pista apoyado en una inusual puntería exterior -récord de triples de la historia de la competición (21)-, favorecida por la comodidad en el tiro que le permitió el conjunto vitoriano. «Es un resultado duro, por una diferencia que casi no te permite competir, y estamos afectados por el juego desplegado. Es un día complicado y tenemos que analizar las cosas», reconoció Pedro Martínez.

Son tres derrotas consecutivas. Las dos últimas, muy duras. «Hemos jugado mal, venimos de dos partidos en los que no hemos podido competir y tiene su gravedad. Porque no es siempre igual la forma en la que se producen las derrotas», reflexionó el entrenador azulgrana. Se puede perder, pero no de esta manera. Si el resultado fue muy malo, las sensaciones fueron peores. «Es preocupante que te metan de muchas maneras. Que te anoten cien puntos y no llegues al bonus de faltas... Si vas a perder, prefiero que, como mínimo, tengas problemas de faltas. Y algunos no han hecho ninguna. Y eso tiene que ver con la responsabilidad de cada uno, con jugar duro, no venirte abajo...», explicó el técnico catalán.

«Empezando por mí»

Se refiere a Voigtmann y Shengelia, que no cometieron ninguna falta pese al baile que los balcánicos estaban dando al conjunto vitoriano. «Ganamos y perdemos todos, pero no son las mismas responsabilidades. Hemos asumido mal las responsabilidades, la de defender uno contra uno, por ejemplo. Y cuando no defiendes bien es más fácil que el otro equipo esté acertado, que pierdas balones en ataque... Todo va ligado». Un mal momento colectivo reflejado en pobres rendimientos individuales.

Un «buen momento para ver cómo respondemos», subrayó Pedro Martínez, «no podemos estar solo cuando las cosas nos van de cara», precisó el entrenador catalán, consciente de que esas responsabilidades comienzan por uno mismo. «Yo el primero», recalcó. Y su primera labor pasa por «intentar ayudar a los jugadores y transmitirles el máximo de confianza que pueda». Reparar la autoestima dañada de un grupo que no pasa precisamente ahora por sus mejores momentos.

Con lo que hay. Pedro Martínez no reclama fichajes para la plantilla, al menos públicamente. «Eso no me corresponde a mí, yo tengo que sacar el máximo rendimiento de los que están. Y algo estamos haciendo de forma inadecuada, empezando por mí. No busco excusas. Tenemos que hacer las cosas mejor», concluyó el técnico.

 

Fotos

Vídeos