Peñarroya gesticula durante el encuentro. / Igor Martín

Baskonia-Virtus Bolonia

Peñarroya: «Hemos dado 31 asistencias y eso es importante»

El técnico celebra un buen partido de los suyos y tranquiliza con Howard, al que espera contra el Breogán pese a sus molestias en la espalda

Jon Aroca
JON AROCA

«Hemos jugado un partido sólido», sintetizó Joan Peñarroya tras la novena victoria seguida de su Baskonia. Un equipo con pocas fisuras y que supo mantener un buen nivel durante todo el choque. Aunque el arranque fuera complicado para los suyos. «Al principio hemos jugado poco fluido, circulando muy poquito el balón. Entonces estábamos atascados. Ellos dominaban el rebote ofensivo y no nos permitía jugar en transiciones. Eso ha cambiado en el segundo cuarto, también porque nuestra defensa ha sido mejor», reconoció. También vio algunos problemas tras el descanso con el control puntual de algunos hombres destacados de la Virtus. «Hemos tenido algunos problemas en la segunda parte con Shengelia, Belinelli y Mannion, pero creo que hemos jugado bien», añadió.

Hubo muchos más factores positivos. «Hemos dado 31 asistencias y es importante. Es un buen momento para nosotros», ilustró. También que muchas de ellas llegaran de los bases o una estadística: nueve tapones. Sergio Scariolo, técnico visitante, se apoyó en ella para resumir la diferencia entre ambos equipos. «No he visto en mi vida que un equipo haga nueve y el otro cero. Tenemos bajas, pero creo que podíamos hacerlo mejor.», aseguró, tras considerar determinante en su contra el segundo cuarto.

«El top-8, en abril»

La racha agrada a Peñarroya, pero mantiene la calma. Queda trabajo por hacer. «El top-8, en abril; ahora es diciembre», resumió. «De momento vamos a comer el turrón tranquilitos. La semana que viene hay dos partidos. Estamos bien con esas diez victorias. Pero estamos en diciembre. A ver si seguimos sumando. Cada vez está más cerca romper esa racha, pero el equipo no da ningún signo de que se pueda romper», añadió.

Peñarroya también habló de Markus Howard, que no jugó tras el descanso después de dolerse de la espalda en la primera parte. Fue optimista. «Viene arrastrando problemas en la zona lumbar, lleva dos días malos, con molestias. No pudo entrenar el martes. No le he visto en condiciones. Es verdad que me ha dicho que quería jugar en la segunda parte», explicó. Con cautela, cree que podrá competir el martes contra el Breogán. «Es muy pronto. Esperemos que sí».