blanca castillo

Baskonia 102 - 88 Fuenlabrada

Peñarroya: «No me ha hecho falta entrar como un loco al vestuario en el descanso»

«Si hubiéramos aprendido de Manresa no hubiéramos ido 17 abajo», considera el técnico azulgrana, que pone por encima la reacción del equipo

Iván Benito
IVÁN BENITO

«Me gustaría felicitar a nuestra gente, que después de la primera parte que les hemos dado han mostrado el cariño que se merecen estos jugadores y han sido los primeros en creer en la victoria». Así ha arrancado Joan Peñarroya su comparecencia ante los medios tras la «victoria de mucho mérito» ante el Fuenlabrada. «En la primera parte no hemos tenido la tensión necesaria para un partido de la ACB pero no hay que quitarle valor a la reacción».

El técnico azulgrana ha subrayado la «intensidad, energía y labor defensiva que nos ha permitido correr». «Anotar 39 puntos en un cuarto son muchos, pero recibir 12 habla muy bien de todo lo demás». La escuadra vitoriana parecía acusar el desgaste de la gira turca al descanso 35-52, cuando inició una remontada estratosférica. «No me ha hecho falta entrar como un loco al vestuario al descanso. Los jugadores son listos y sabían que no estaban dando el nivel. No he dado ninguna charla maravillosa. Teníamos que llegar al partido y los chicos lo han hecho».

Dentro del contexto de la semana que empezó con victoria el domingo en Gran Canaria y el triplete en Estambul, Peñarroya entiende que «estas cosas pasan». «Nos seguirá pasando pero era excesivo. Si hubiéramos aprendido de Manresa no habríamos ido 17 abajo al descanso. El equipo ha cambiado y jugar en el Buesa nos ha ayudado y nos hace más fuertes».

Sin querer repetirse ante otra exhibición de Howard, ha destacado la labor de Thompson «apretando en el bloqueo directo», el control del rebote y la salida en transición de la segunda parte. «Un partido diferente con los mismos jugadores. La semana es estupenda y la trayectoria es muy buena pero estamos a mediados de diciembre. Lo mejor es que el equipo no se conforma y el cuerpo técnico y la afición tiene que ayudar a estos jugadores a conseguirlo».

El técnico ha reconocido que ha tenido que variar la idea que tenía al inicio del partido. «Me pasa mucho. me he adaptado a la situación». Quizás eso explica que Costello no haya saltado a la cancha hasta el minuto 17 y de vacío en el último cuarto. Por último, reiteró su agradecimiento a la afición. «Domingo a las 8, final del Mundial, algunos pensarían que el Buesa iba a estar vacío pero la gente que ha estado ha estado muy bien. Nos han ayudado mucho a remontar el partido».