igor martín

Peñarroya: «Si Howard está al 80% y el resto al 100%, no jugará»

El técnico del Baskonia no quiere oír hablar del partido del jueves ante el Madrid y enfoca su objetivo en la visita a «una cancha que pone en problemas a todo el mundo»

Iván Benito
IVÁN BENITO

«No hay partido el jueves, hay partido mañana» ha insistido Peñarroya esta mañana. No quiere ni oír hablar del duelo por el liderato de la Euroliga ante el Real Madrid, «un choque atractivo para los aficionados», teniendo por delante la visita al feudo del Breogán, a «un campo muy caliente que pone en problemas a todo el mundo». «O vamos con todos los sentidos puestos o volveremos sin sacar nada de provecho».

El Baskonia retoma los entrenamientos tras disfrutar de un domingo libre con la duda de Howard, que continúa con sus molestias en la espalda tras el partido ante la Virtus. «Ni viernes ni sábado entrenó. Veremos hoy», ha informado el técnico, mucho más contundente a la hora de afirmar que no correrá riesgos con el estadounidense para ninguno de los partidos de esta semana. «Si el jugador está al 80% y el resto al 100%, no va a jugar».

Sin embargo, hay algún otro componente de la plantilla con problemas físicos. «Algún otro está con molestias pero esperamos poder estar todos. Si entrenamos todos bien en la sesión de hoy, viajaremos a las trece». Allí en Lugo, tocaría hacer un descarte antes de las 14:00 horas.

El conjunto azulgrana atraviesa una «buena situación» con nueve victorias consecutivas y convive con los halagos de propios y extraños. «No hay que renunciar a disfrutar de los buenos momentos pero sabiendo que esto sigue». Peñarroya se ha mostrado satisfecho con la «normalidad» con la que el grupo está gestionando los elogios. «Son merecidos pero somos conscientes que estamos en diciembre y queda mucho por hacer. La ambición es seguir en la misma línea. Hay muchos jóvenes en el vestuario pero están mostrando madurez».

Su convencimiento, reitera, es que el equipo puede seguir mejorando en todos los aspectos. «Tácticamente se trabaja poco porque se entrena poco. En enero empezamos con dos semanas con triple jornada. Está todo tan igualado que en nueve días puede cambiar todo». Por tanto, se centra en un Breogán que «juega un buen baloncesto» y «utiliza recursos no tan habituales como las zonas para romper ritmos».

Su idea de partido pasa por seguir aprovechando «para hacer cosas que aún no están asentadas» sin centrarse en ser cabeza de serie en la Copa del Rey. «Hay que darle la importancia que tiene, pero en las últimas temporadas se ha sufrido mucho por entrar o no se ha entrado. No le damos mérito a eso porque es donde tiene que estar el Baskonia», ha reflexionado. Tampoco atiende mucho al cariño que el baskonismo le destila en las redes sociales, de las que se califica como un «voyeur» y le sacan su sonrisa más jocosa. «Hay gente que le ha sentado muy bien la Nochebuena, les ha salido el ingenio a tope. Me gustaría haber tomado lo que bebieron ellos».