Darius Thompson protege el balón en una acción ofensiva. / IGOR MARTÍN

Baskonia

Peñarroya: «Llegará el día que no metamos»

El entrenador del Baskonia reconoce la mejoría tras el descanso, cuando pidió «agresividad e inteligencia», y apela a «no perder la perspectiva»

Jon Aroca
JON AROCA

Satisfecho, pero con los pies en el suelo. Es el mensaje que quiso trasladar anoche Joan Peñarroya tras otro solvente triunfo de los suyos. Apoyado en su frenesí anotador, pero también en la defensa del aro propio. «En la segunda parte hemos controlado nuestros rebotes en defensa y solo hemos recibido 28 puntos. Hemos metido 19 triples y es fantástico, pero la clave es que hemos mejorado en la segunda parte», resumió el preparador azulgrana. La receta en el vestuario, clara: «Pedí más agresividad y más inteligencia, no hacer errores estúpidos».

A partir de ahí, un equipo más coral que logró anular las virtudes ofensivas del Estrella Roja en el tercer cuarto. «Hemos hecho algún ajuste defensivo y esos 10 puntos recibidos han sido la clave para controlar el partido», recordó. Pero para lograr esa mejoria defensiva fue determinante la actitud de sus jugadores. Ahí desveló la situación de dos de ellos, duda hasta el final. «Darius lleva dos días en la cama con problemas estomacales y ha hecho un gran esfuerzo. Y otro jugador como Costello, que hasta veinte minutos antes no sabía si iba a venir. Estaba en el hospital con su mujer (está embarazada), que lleva todo el día. Eso habla muy bien del equipo, de los jugadores y su responsabilidad. Es la mejor noticia de hoy (por ayer)», aseguró.

Aunque sí que pidió a su plantel elevar el número de recursos que maneja para cuando los tiros no entren. «Tenemos que ser capaces de jugar a otra cosa en algunos momentos. Llegará el día que no metamos y las ostias caerán como panes. Íbamos diez arriba y nos hemos jugado tres situaciones en las que podíamos haber esperado», reconoció. Pero el balance es bueno. «Lo importante es que no perdamos la perspectiva, que sepamos quiénes somos y que hace nada con nosotros no contaba ni el tato en la Euroliga, y ahora no nos vamos a volver locos», sentenció.

Dos protagonistas de la victoria, Howard y Thompson, también mostraron su satisfacción. «En la segunda parte hemos estado especialmente bien en defensa», reconoció el máximo anotador, mientras que su compañero incidió en «entrenar y estar preparados para el siguiente partido».