Perasovic: «Cuando no tienes acierto en el tiro hay que hacer otras cosas, hemos defendido bien»

Perasovic, durante el partido en Santiago. /Patricia Santos
Perasovic, durante el partido en Santiago. / Patricia Santos

El entrenador del Baskonia achaca los apuros a los nueve rebotes ofensivos del Obradoiro y destaca la aportación final de Voigtmann»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Defensa, Voigtmann y Diop «que llegaban más frescos al jugar menos en Euroliga». Esa fue la explicación de Perasovic de la victoria cosechada en Santiago. ¿Huertas?, se le preguntó en la sala de prensa del Fontes do Sar. «Ha sido muy importante», señaló el técnico de Split. «Pero la entrada de Voigtmann y Diop en el último cuarto, cuando Shengelia y Poirier estaban, a lo mejor, cansados y menos frescos y con esa pareja hemos conseguido hacerlo mejor. A veces, para poder jugar tres partidos en la misma semana hay que tener un banquillo largo. Pero solo por el cansancio, no por otra cosa».

Al Baskonia se le notó la carga de encuentros. No al inició, que mordía en defensa y corría cómodo al contraataque, pero sí cuando los de Moncho Fernández ajustaron sus líneas. «Creo que ha sido muy difícil porque Obradoiro jugó muy bien, porque estaban muy frescos y han tenido energía y acierto. En los dos primeros cuartos nos quitaron nueve rebotes ofensivos; casi tenían más que nosotros en total. Ese fue un dato muy importante».

En la segunda parte, continuó Perasovic, «cortamos su producción en rebote ofensivo y afortunadamente logramos ganar, porque es muy difícil ganar en esta cancha».

Además de los problemas bajo los aros, los alaveses sufrieron una vez más del mal del 6,75. Ni un solo triple entró en los primeros 20 minutos. «Cuando no tienes acierto hay que hacer otras cosas», señaló Peras. «En los primeros dos cuartos defendimos bien. Luego el desacierto te hunde un poco. Sobre todo cuando ellos te meten un triple detrás de otros tras capturar el rebote ofensivo. Anímicamente nos ha perjudicado. Cuando cerramos nuestro rebote, entraron los triples y al final Voigtmann nos ha empujado hacia una ventaja suficiente para no pasar apuros».

La lectura de Moncho Fernández no fue diferente. «Hemos aguantado 35 minutos a un transatlántico como el Baskonia, pero el inicio del último cuarto, con un parcial de 4-17 nos ha dejado sin opciones. Luego dos acciones de mérito de Granger y Huertas cierran el partido. Me quedó con los 35 minutos de buen trabajo, que no fue suficiente».

 

Fotos

Vídeos