Perasovic: «Nos vamos con la tristeza de no haber dado nuestra cara habitual»

Parasovic, durante el encuentro en Madrid. /Rafa Gutiérrez
Parasovic, durante el encuentro en Madrid. / Rafa Gutiérrez

El técnico del Baskonia reconoce la superioridad del Joventut y elude hablar de fracaso, «es un duro golpe, pero tampoco vamos a hacer un drama»

IÑIGO MIÑÓN

Fue un tortazo monumental. Fracaso en mayúsculas, por muchas palabras que se quieran utilizar a modo de maquillaje. «Se puede perder contra el Joventut, es un equipo que ha demostrado que puede ganar a cualquiera, no se trata de hablar ahora de fracaso porque a un partido puede pasar cualquier cosa», apuntó Velimir Perasovic. Sí habló de «tristeza». Por la forma, sobre todo, más que por el fondo. Se puede perder, pero no así. El entrenador baskonista se mostró dolido, fundamentalmente, «por no mostrar nuestra mejor cara y dar la pelea que mostramos habitualmente».

Fue un naufragio colectivo e individual. De principio a fin. «Sobre todo el inicio del partido, ha sido tan blando como no recuerdo desde hace tiempo», subrayó el técnico azulgrana. «Han sido mejores desde el primer momento, han jugado mucho mejor», reconoció el croata, que apuntó repetidamente a esa pésima puesta en escena como la clave del partido. «Nuestra salida ha sido mala y la suya, excelente». Ahí estuvo la gran diferencia de un duelo en el que el Kirolbet Baskonia caminó siempre a contracorriente.

«Cuando un equipo coge tan rápido una ventaja tan importante, luego es difícil. Después les hemos podido coger, pero nunca hemos tenido la sensación de poder dominar. Siempre que hemos igualado el partido, hemos cometido dos o tres errores seguidos y ellos volvían a controlar el ritmo», argumentó Perasovic. De los barros iniciales, los lodos finales. El conjunto vitoriano empezó muy mal y ya no pudo enderezar el rumbo en todo el encuentro. «En el último cuarto el partido estaba vivo, pero parecía que cuatro puntos eran una diferencia insalvable y hemos hecho posesiones muy rápidas y precipitadas».

El factor Laprovittola

La otra clave, la principal, fue 'Nico' Laprovittola, el gran protagonista del encuentro. Dominador absoluto del tiempo, el espacio y el balón, sin argumentos vitorianos ante semejante exhibición. Impotentes los azulgranas, superados por el gobierno del argentino. «El Joventut ha hecho un partido excelente en todos los aspectos, empezando por Laprovittola, pero todos han tenido un acierto importante», indicó el entrenador croata sin restar méritos a la enorme actuación del base verdinegro.

«En el partido de Liga le defendimos muy bien», recuerda. Entonces, en una ajustada victoria baskonista (67-68), el argentino firmó 12 puntos y 7 asistencias. «Esta vez ha sido totalmente diferente, ha entrado en juego muy fácil y nosotros hemos estado despistados. Hemos intentando defenderle con tres jugadores y no lo hemos conseguido. Está en un buen momento, ha metido tiros difíciles y ha crecido durante el partido, que es lo que ocurre con jugadores de calidad cuando meten canastas complicadas», reflexionó al respecto el preparador azulgrana, consciente de que ninguno de sus dos bases se acercó ni de lejos al nivel excelso mostrado por el director de la 'Penya'.

«Trabajar para volver»

El reto ahora es aprender. Levantarse de la caída, por sonora que haya sido ésta. «Es un duro golpe, pero tampoco vamos a hacer un drama. También podíamos perder el siguiente. Solo hay un triunfador en la Copa, el que gana, los demás se van con la tristeza de perder. Nos duele muchísimo y estamos muy tristes, ahora mismo no tenemos palabras para describir cómo nos sentimos, hay que ser realistas y reconocer que nos ha ganado un equipo que ha jugado mejor. Ahora hay que trabajar para volver a ofrecer la mejor cara».

«Han sido mejores todo el partido, no recuerdo un inicio tan blando desde hace mucho»