Perasovic: «El equipo ha demostrado carácter»

Velimir Perasovic no encontró la forma de parar al Panathinaikos en la primera parte. /R. Gutiérrez
Velimir Perasovic no encontró la forma de parar al Panathinaikos en la primera parte. / R. Gutiérrez

El entrenador baskonista se rinde a la evidencia de que perder por 20 fue clave y se muestra preocupado «por la recuperación de los que más han jugado»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Habría, seguro, mucho que analizar sobre lo sucedido en el OAKA de Atenas, en esa caída a los infiernos de la que regresó el Baskonia para salvar el average y, con un poco más de fortuna, haberse podido llevar una victoria que prácticamente le validaba el billete para los cuartos. Velimir Perasovic se quedó con dos detalles. La rabia por lo perdido -«con tres de ventaja, en el último cuarto, tomamos algunas malas decisiones que nos privaron de pelear los últimos segundos»- y la esperanza por lo que aún queda: «Nosotros tenemos que pensar solo en el partido con el Madrid, olvidarnos de otros resultados, pedir el apoyo de nuestro público, que siempre nos los da, siempre está ahí, pero esta vez vamos a necesitar todavía más». El resto es tan evidente que no hacía falta insistir. Con citarlo bastaba. «Estamos bajo mínimos en recursos humanos», reconoció. De hecho, se mostró preocupado «por la recuperación de los que han trabajado hoy -por ayer- más de 30 minutos».

No le queda demasiado tiempo. Sobre las tres de la pasada madrugada aterrizaron en Foronda. Mañana, 20.30 horas, llegará el Real Madrid de Pablo Laso al Buesa. Los blancos son matemáticamente terceros. Sacar conclusiones acertadas de lo de anoche deberá ayudar.

Rigurosos arbitraje

Este fue el análisis del croata. «El equipo ha demostrado carácter, como otras veces este año. Con tantas bajas, los jugadores sanos han dado un paso adelante, peleando y trabajando. El arbitraje de los dos primeros cuartos no nos fue favorable. Nos pitaban cualquier mínimo contacto. En la segunda parte no nos pitaron tanto y cuando empezamos a anotar fuimos más duros también en defensa».

En cualquier caso, no puso excusas el de Split. «Tenemos cuatro lesionados, sí. Es parte del juego. Y hemos tenido que jugar con dos bases a la vez muchos minutos. Pero nuestra falta de energía en la primera mitad no es achacable a las lesiones. El problema es que defendieron muy bien y jugaron mejor que nosotros». Tampoco se encontró la forma de contrarrestarlo, con infinidad de rotaciones aceleradas durante esos siete minutos que el Kirolbet tardó en lograr su primera canasta en juego.

«El Panathinaikos empezó con mucha energía y nosotros muy mal, con miedo y sin decisión ofensiva. Los 20 puntos de desventaja fueron la clave. Después, el equipo tuvo una reacción muy buena e incluso la oportunidad de ganar. Por lo menos, salvamos el average, que quizá termine siendo importante. Ya lo veremos».

«Estamos bajo mínimos en recursos humanos y vamos a necesitar más que nunca el apoyo de nuestra gente» El fortín del Buesa