Perasovic: «Los esguinces de Janning y Shields no parecen importantes»

Velimir Perasovic, durante una acción del partido./Sergio Ros
Velimir Perasovic, durante una acción del partido. / Sergio Ros

El técnico del Baskonia ensalza el «mérito que tiene ganar en estas circunstancias» y felicita a su equipo por «el gran baloncesto que están jugando»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Incluso después de verlo es difícil de entender. Velimir Perasovic no tuvo problema en reconocerlo «Miro la estadística y veo que el Joventut ha atrapado 20 rebotes más que nosotros -y otros tantos rechaces ofensivos- y no sé cómo es posible haberles ganado». Sobre el papel, no lo parece. Pero este Baskonia está más allá de la lógica.

Con ocho jugadores disponibles. Perdón, siete. Voigtmann continúa aquejado de «una fuerte gripe, que no sabemos cúando podrá volver al grupo y si estará para recibir al Milán, el viernes». Perdón, seis. Porque Matt Janning jugó cojo tras torcerse un tobillo y terminó por tener que sentarse en el banquillo. Perdón, cinco y medio. Shavon Shields, el mejor anoche, también se torció un tobillo en Badalona. «En la situación en la que estamos, ver los esquinces de Matt y Shavon asusta, la verdad, pero no parece que sea nada importante. Creo que en los próximos días estarán bien», aventuró el croata, en una rueda de prensa que parecía un parte de guerra.

Eso sí, quien espere encontrar alivio en las palabras del de Split, mejor que no siga leyendo. «La preocupación que tengo es que no estén otros jugadores incubando una gripe tan fuerte como la de Johannes y la puedan manifestar en los próximos días. Shields ya arrastraba un proceso gripal y jugó con fiebre contra el Gran Canaria», recordó.

Por la actuación en el Olimpic todo fueron loas. «Estoy muy contento por haber podido sacar el patido. Ganar hoy, en las circunstancias que estamos, es todo un exito», reconoció para alabar seguido que «el equipo está jugando un gran baloncesto».

«Hemos merecido ganar»

«Hemos merecido ganar», sentenció. Hasta buscó una explicación para el triunfo con la pésima actuación en el rebote. «Hemos provocado muchas pérdidas del rival y creo que ha igualado nuestra falta de rebote. al final podía haber ganado cualquiera. Nosotros lo hemos tenido antes y ellos en la última jugada. Tengo que dar la enhorabuena al Joventut por el partido y por su temporada».

La verdad es que hasta el descanso, el duelo parecía un encuentro de solteros contra casados. El 25-27 en el medio tiempo, le dio alas al Kirolbet, que pudo concentrar sus esfuerzos en la segunda mitad. «Ellos tenían la presión de tener que ganar», justificó Peras la falta de acierto verdinegra.

La flojera azulgrana bajo los aros tenía una razón obvia. «Cuando no tienes 'cuatros', como nos pasa a nosotros, otros jugadores tienen que ir a esa posición. Es el caso de Shields e Ilimane, que tuvieron que jugar en una demarcación que no es la suya. Y no es fácil. Tienen que aprender nuevos sistemas en dos días. Es normal que se den desajustes. Shields, que es un alero, jugando de interior nos ha faltado fluidez. Ha hecho un muy buen partido, pero él no tiene rebote y nos ha costado cerrarlo».

 

Fotos

Vídeos