Perasovic: «Por fin hemos podido dar descanso a jugadores que estaban muy cargados»

Perasovic habla con Diop. /Blanca Castillo
Perasovic habla con Diop. / Blanca Castillo

El técnico del Baskonia reconoce que Shengelia «aún no está» a tope después de tres meses parado, «pero volverá rápido porque tiene mucho carácter»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

La jornada perfecta. Un partido plácido, una victoria holgada, el retorno de y una rotación con los minutos muy repartidos. «En los dos primeros cuartos hemos podido conseguir una ventaja que nos ha dejado tranquilos (43-29). Lo más importante es que, por fin, hemos podido dar descanso a jugadores muy cargados, hemos dado minutos a todos y nos deber servir para el partido del jueves», subrayó Velimir Perasovic, con la vista puesta en el fundamental partido continental de Moscú.

Volvió el capitán. El regreso más anhelado. Con la lógica falta de chispa derivada de un parón de tres meses, pero con fuerza y sin miedo. «Se ve que aún no está, lleva un entrenamiento y medio, es complicado pedirle al chaval que, después de tres meses, juegue igual que antes. Pero volverá rápido, porque tiene mucho carácter. Intentaremos meterle rápido, aunque debemos tener paciencia», reflexionó el entrenador baskonista al respecto.

Elogios a Miguel González

Además, sobresalió la figura de Miguel González, que partió en el quinteto inicial y fue el azulgrana más utilizado por Perasovic, con un total de 27 minutos, su tope con la camiseta baskonista. «Ha estado muy bien. Defensivamente nos ha dado lo que necesitábamos de él. Si un jugador, independientemente de su nombre y su peso en el equipo, lo hace bien, no tengo problemas para mantenerlo. Y él ha cumplido con su cometido», explicó el técnico balcánico

«Tadas (Sedekerskis) también ha cumplido», precisó. Y no quiso olvidarse de la labor de otros como Marcelinho Huertas y de la «intensidad» de Jalen Jones, capaz de hacer «muchas cosas en poco tiempo». A juicio de Perasovic, «la llegada de 'Toko' (Shengelia) puede haber motivado un poco» al norteamericano. Una buena noticia, «ahora tenemos cinco pívots y tienen que competir» entre ellos.