Perasovic: «No se puede jugar con miedo»

Perasovic: «No se puede jugar con miedo»

El técnico croata agradece «el esfuerzo de los jugadores» y considera «imprescindible» sacar el partido adelante

Gabriel Cuesta
GABRIEL CUESTA

Le tocó a Velimir Perasovic hacer encaje de bolillos ante el Herbalife Gran Canaria. El partido en el Buesa Arena se convirtió en un rompecabezas de tan solo siete piezas para el técnico azulgrana tras conocerse las bajas de última hora de Voigtmann, en estado febril. Pero el croata supo dar con la tecla para conseguir el triunfo a pesar de contar con «una plantilla realmente reducida para un partido de estas características», dijo. «Agradezco el esfuerzo de los jugadores -Shields jugó con fiebre- y el apoyo del público, sobre todo en el primer tiempo donde el equipo tuvo dudas y no estuvo bien», ha recalcado.

Los piropos a los suyos llegaron justo antes de consumarse la victoria del Barcelona ante el Panathinaikos, que deja al Baskonia octavo. «La victoria nos mantiene en la pelea por el 'play-off' después de las dos derrotas. Ha sido imprescindible sacar el partido adelante». ¿La clave para la remontada? Sacudirse «las dudas» por tener «una plantilla tan corta». Algo que, para el técnico croata, significó «mejorar en el segundo tiempo y sacar el partido». «Cuando tienes miedo juegas peor. Al principio, pecamos de conservadores. Estaban cómodos. Cuando empezamos a subir las líneas y jugar más agresivos nos facilitaron canastas y perdieron balones», analizó el técnico baskonista.

La circunstancia se resume en una enfermería llena y un banquillo austero. No encontrar alternativas cuando giras la cabeza hacia atrás para encontrar soluciones en la cancha. «Hemos tenido que jugar muchos minutos con un equipo no habitual. Que no ha entrenado junto, que no suelen coincidir... No es simple cambiar». Por eso, Perasovic destaca que su segundo tiempo «ha sido pura energía» con «muchas situaciones de buena defensa y robos de balones clave».

¿Y cuándo llegarán los refuerzos? Esa es la pregunta del millón ahora en el Baskonia. Perasovic tira balones fuera. «Están ahí los directores», respondió con una media sonrisa. «No queremos fichar y traer algo peor que lo que ya tenemos. Buscamos a alguien que pueda ayudar, aunque no vamos a fichar a alguien del nivel del 'Toko'», advirtió. El que puede sumarse a la causa pronto es Patricio Garino, que la próxima semana podría empezar a tener contacto con el balón. El propio técnico adelantó que el alero llega «al final de su recuperación», aunque advierte que «con mucha suerte estará contra el Armani Milan».

El tiempo de recuperación es mínimo y el próximo obstáculo será este domingo en la ACB, ante un Joventut de Badalona que se juega el pase a la Copa del Rey. «Seguro que llegamos con más efectivos y seremos más competitivos», espera un Perasovic que cuenta con recuperar a Voigtmann. «Vemos las dificultades pero no vamos a cambiar aunque vayamos a jugar solo tres o cuatro». Una advertencia del técnico croata antes de afrontar su próximo rompecabezas.