Baskonia

Perasovic: «El equipo está sin acierto, sin chispa. Necesitamos unos días en casa para recuperar fuerzas»

Perasovic, durante el encuentro de este domingo en el Buesa. /I. Martín
Perasovic, durante el encuentro de este domingo en el Buesa. / I. Martín

Perasovic destaca la «buena defensa» para sacar un partido «que se podía complicar cuando no estás al 100%»

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Directo, calmado, sincero y comprensivo. La versión de Velimir Perasovic en su tercera etapa en el Baskonia es un ejemplo de cómo se debe comparecer en una sala de prensa. No esconce lo obvio -«al equipo le falta la chispa que teníamos hace una semana, cuando había menos efectivos pero más energía»-; destaca sin personalismos los aciertos que causan diferencia en el campo -«hemos parado su tiro exterior y a Vasileiadis, que aunque al final se ha desatado, en los momentos importantes lo hemos parado bien»-; y se muestra paciente con lo que hay que mejorar.

Porque ayer no hubo demasiado bueno, más allá de la defensa. «El equipo está sin acierto y sin chispa. Esa que teníamos, por ejemplo, el día de Olympiacos. Entonces había pocos efectivos, pero una velocidad diferente. Necesitamos que algunos jugadores estén unos días en casa, que entrenen bien y poder recuperarnos y sentirnos con fuerzas otra vez», reconoció tras la cómoda victoria ante un Obradoiro que se quedó en un 37% en tiros de campo.

Cuatro de 27 en triples, al final y con Vasileiadis maquillando estadística. La verdad fue más oscura. Uno de 10 en la primera parte desde el arco. Solo Singler acertó. Uno de ocho en el tercer parcial, cuando el griego encestó su primer triple a 22 segundos del final del cuarto.

«Hemos ganado por la buena defensa», insistió. «Hablamos de un equipo que pone en problemas a todos; que juega con muchos bloqueos indirectos y con ataques largos. Si tu concentración es baja, sufres».

«Aún cree que son 6 faltas»

Tampoco amagó cuando se le preguntó por el nuevo fichaje. «Es muy pronto para decir que opino. Realmente el jugador solo ha entrenado dos días con nosotros, muy light, para aprender los sistemas. Tiene energía. Eso es evidente. A veces va demasiado rápido en todo. Pero nos puede ir bien porque cuando jugamos con dos grandes, nos falta la chispa que teníamos con Toko. Necesitamos más tiempo. Él y yo», argumentó.

«Es un anotador que va con todo y se va a equivocar muchas veces. Tiene que aprender cómo es el baloncesto europeo», añadió. «Piensa que todavía son seis faltas. O que puede meter la mano en defensa, porque en su liga se lo permitían. Tiempo. No tiene mala actitud. Es su manera de jugar. Ve el aro como una piscina y no es así. Cree que cada vez debe ir a canasta. Tendremos cabreos, seguro, pero nos dará alegrías».

 

Fotos

Vídeos