Borrar
rafa gutiérrez
El pletórico Baskonia recibe a un visitante angustiado
Baskonia - Betis / Hoy, 17:00 horas

El pletórico Baskonia recibe a un visitante angustiado

Los azulgranas buscan seguir automatizando su juego ante un Betis mermado en lo físico y alarmado por los fantasmas del descenso

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 6 de noviembre 2022, 02:30

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cumplidas las seis primeras jornadas de competición doméstica se empiezan a atisbar las primeras líneas maestras de lo que puede ser la temporada de cada equipo. La del Baskonia avanza a buen ritmo, camino de un pase a la Copa del Rey que tras las cuatro primeras victorias ya pocos –por no decir nadie– se atreven a discutir. En el otro extremo está la angustia y el miedo del Betis por verse un año más sumido en una espiral negativa que le impide alejar los fantasmas del descenso que esperaba dejar atrás este año con la renovación de su núcleo duro.

El Buesa Arena acoge esta tarde un duelo de contrastes marcados con la llegada del equipo de Luis Casimiro. Todavía salivando por la soberbia victoria del jueves ante el Maccabi y cada uno de los anteriores compromisos disputados como local. Jugar este año en el coliseo de Zurbano es sinónimo de partido divertido para el espectador que quiere volver a afiliar el Baskonia en los siempre complicados domingos de ACB para atraer a la afición vitoriana. La promoción del club 2 entradas de adultos y 2 infantiles desde 30 euros y el estilo sugerente del conjunto de Peñarroya sirven de alicientes para una afición sumida en el estado de ilusión.

Tres duelos para sumar

Los vitorianos aspiran a apuntalar su progresión liguera, obligados a abstraerse de la tensión de la Euroliga para seguir sumando en una ACB en la que oficialmente ocupa la sexta posición y afronta tres duelos ante equipos de la parte baja (betis, Manresa y Girona). En el frente continental se ha arrancado de manera brillante y la competición liguera le debe servir para continuar generando automatismos en su sistema de juego. Perfeccionar un estilo en el que cada partido parece más aclimatado Pierriá Henry, y encomendarse a los más alto para salir airoso de contratiempos físicos.

Y mejor aún si lo logra con una victoria holgada que permita dosificar los minutos de una plantilla que parece de lo más espigada al lado de las filas sevillanas. El Betis aterriza en Vitoria después de una semana turbulenta tras caer 106-60 en el Carpena y perder a Rodions Kurucs, el hermano del baskonista. Para colmo, Shannon Evans lleva sin entrenar toda la semana y es duda hasta última hora al igual que el veterano Eulis Báez y el incipiente Yannick Nzosa, que aún no ha debutado. «Recorrer el parte médico no es necesario, porque si volvemos a hablar de esto suena a excusa», indicó en la previa Luis Casimiro.

Su equipo quiere «encontrar las sensaciones que nos permitan mejorar» y «competir» en un lugar que en estos momentos no parece el más apropiado para las resurrecciones.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios