Simone Fontecchio, sólido valor azulgrana, ante Yabusele en la semifinal liguera. / rafa gutiérrez

Un póker para el núcleo duro

Baldwin, Giedraitis, Fontecchio y Enoch parecen las apuestas más firmes de un Baskonia siempre atento a escuchar el mercado

Ángel Resa
ÁNGEL RESA

Para hablar del Baskonia en verano siempre conviene tentarse la ropa. Se supone, y nunca existe la certeza cuando se alude a un club al acecho continuo y las orejas en punta, que esta pretemporada no alumbrará tantos movimientos sísmicos como la anterior, donde ocho jugadores nuevos cubrieron los huecos vacantes en el vestuario local del Fernando

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores