Pólvora mojada pero eficaz para el Baskonia

Pólvora mojada pero eficaz para el Baskonia

El equipo azulgrana gana, pero evidencia sus problemas con el triple en su partido menos anotador de esta temporada en ACB

Jon Aroca
JON AROCA

Con suma facilidad. El Baskonia se colocó en primera posición en la ACB tras una victoria cómoda contra el Valencia. En el que, a priori, era el partido más exigente de los disputados hasta ahora en liga, el equipo de Pedro Martínez se aseguró la victoria desde el comienzo ante la inoperancia de un rival alejado de la versión que ha acostumbrado en sus últimas visitas a Vitoria.

Veintidós puntos de diferencia evidencian lo alejado del rendimiento de unos y de otros. Pero también los bajos números del marcador explican la tónica general del choque. El Baskonia se quedó en unos discretos 77 puntos. Es su anotación más baja de esta temporada en ACB. Incluso en la derrota en Burgos anotaron más. No hace falta comparar las cifras con las de los triunfos contra Fuenlabrada o Murcia, por citar dos ejemplos.

No fue, pero pudo ser. Porque el Baskonia fue netamente superior a un inofensivo Valencia. La valoración final de ambos conjuntos así lo refleja. El Baskonia, con 97, no estuvo lejos de doblar los 56 de Valencia. Pero otra vez desde el tiro de tres se vieron las carencias de los de Pedro Martínez. De los 26 triples que lanzaron, sólo 5 fueron dentro. Uno de esos, un inverosímil intento de Granger sobre la bocina del final del primer cuarto. Shields no metió ninguno de los cuatro que lanzó. Tampoco Voigtmann, Garino o Hilliard convirtieron alguno de sus tres intentos. Preocupante, una vez más, el papel del estadounidense. Su -6 de valoración sólo es la plasmación en números de un encuentro absolutamente desacertado.

Ambos, Baskonia y Valencia,transmitían, especialmente en la segunda mitad, la sensación de absoluta incapacidad para incluir el tiro de tres en su repertorio. Los taronjas, de los 35 que tiraron, anotaron 8. Varios de ellos con el partido ya decidido. La sobreexcitación del estilete Matt Thomas, que se cargó de faltas al ritmo que acumulaba puntos, taponó el recurso más clarividente de Valencia.

Timonel Huertas

Fue el juego interior azulgrana el que tuvo que equilibrar la balanza de la anotación. El capitán Shengelia se fue hasta los 14 puntos, escoltado por un atrevido Vildoza o un Garino que con su intensidad siempre suma. Sus 4 recuperaciones fueron el primer paso para coger distancia. Pero no fue desde la anotación sino desde la distribución desde donde destacó el mejor, Marcelinho Huertas. Sus 11 asistencias son el broche a una impecable dirección de orquesta. El Baskonia mostró sus mimbres, pero deberá pulir su ya crónico desacierto en el triple si quiere superar al todopoderoso Fenerbahce el viernes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos