Joan Peñarroya, junto a Félix Fernández. / BLANCA CASTILLO

Baskonia

Peñarroya: «Necesitamos individualidades, pero yo creo en la fuerza del equipo»

El nuevo técnico baskonista opta por esperar a que se remate el diseño de la nueva plantilla «y luego veremos a qué podemos jugar»

CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Ilusionado y dispuesto a adaptarse a la nueva realidad que le espera. Joan Peñarroya ha sido presentado este viernes como nuevo entrenador del Baskonia. En la céntrica tienda del Grupo Alavés-Baskonia, acompañado por el director deportivo, Félix Fernández, y con un grupo selecto de seguidores dispuestos a retratarse con el nuevo dueño del banquillo azulgrana. Su primera comparecencia pública en Vitoria sirve para desgranar algunas líneas de su filosofía de juego. Más allá de sistemas, patrones y estilos, el técnico de Terrasa cree en la comunión colectiva. «Necesitamos individualidades, pero yo creo en la fuerza del equipo», ha apuntado.

Lejos de adelantar una seña definida del nuevo Baskonia, Peñarroya ha preferido darse un compás de espera para ver cómo evoluciona el mercado estival de forma que las piezas vayan encajando en una plantilla a la que a buen seguro le esperan muchos cambios en las próximas semanas. «Vamos a esperar hasta tener el diseño del 'roster'. Luego, veremos a qué se puede jugar». En este deporte mandan los jugadores. El técnico tiene que adaptarse a los jugadores que tiene». La suya es una postura clara respecto al trabajo del entrenador. En su libreto, el esfuerzo debe llegar de fábrica, aunque también tiene claro que se necesitan otros ingredientes para alcanzar el nivel competitivo deseado. «Hay que darlo todo, pero sólo con eso de la casta y el deseo no vale. También hay que jugar bien al baloncesto».

Peñarroya encara su etapa baskonista con la convicción de haber aterrizado «en un equipo 'top». En Vitoria se estrenará como técnico en la Euroliga aunque también ha querido dejar claro que «vengo aprendido». «A un equipo como este se viene ya enseñado. Vértigo, poco. Responsabilidad, mucha», enfatiza con firmeza. La meta se centra en devolver al Baskonia el carácter competitivo que está en su ADN y que se ha visto desdibujado en la pasada temporada. En cualquier caso, Peñarroya ha querido remarcar la necesidad de reenganchar al público azulgrana. «Queremos que el Baskonia juegue como un equipo y que haga el mejor baloncesto posible. Además, diría que uno de los grandes objetivos es que el Buesa recupere a muchos aficionados».

Con todo el verano por delante para reconfigurar la plantilla, el nuevo preparador azulgrana quiso dejar un mensaje claro respecto al papel de jugadores más jóvenes como Arturs Kurucs o Sander Raieste, que estarán en la primera plantilla si las leyes del mercado no dictan lo contrario. «No me gusta distinguir entre jugadores jóvenes y veteranos. A los primeros siempre hay que ayudarles, pero todos tienen que demostrar que tienen el nivel para jugar en el Baskonia».