Perasovic: «Cuando llega el siguiente partido, lo hecho antes no vale de nada»

Velimir Perasovic alecciona a Luca Vildoza antes de sentarse en el banquillo. /Blanca Castillo
Velimir Perasovic alecciona a Luca Vildoza antes de sentarse en el banquillo. / Blanca Castillo

Perasovic destaca la solidez del Bayern y confía en que se alargue el buen momento de algunos de sus jugadores

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia ultima los detalles de la estrategia para plantar cara a un Bayern Munich que llega este viernes al Buesa Arena con el sello de equipo al alza tras imponerse al Khimki en Moscú y doblegar en su cancha a un gigante como el Fenerbahce. Los alemanes se encuentran un triunfo por encima en la clasificación respecto a los azulgranas, lo que convierte el próximo duelo en una cita trascendental. Velimir Perasovic asume el peso de la importancia de un partido que puede ayudar a su equipo a consolidarse entre los ocho primeros al tiempo que pone le reloj a cero respecto al poderío exhibido en los recientes enfrentamientos ante el Maccabi y el Gran Canaria. «Ganar hace que te sientas mejor, pero cuando llega el siguiente partido, lo que has hecho antes no vale de nada», advierte.

El técnico croata aplaude el momento de inspiración que atraviesan algunos de sus jugadores, con casos claros como los de Shields, Voigtmann o Vildoza, entre otros. No obstante, se muestra cauto e incluso un tanto supersticioso. «Es normal que los jugadores se sientan más cómodos cuando disponen de más tiempo de juego. Pero basta decirlo ahora para que mañana sea lo contrario. Hay que cruzar los dedos, porque es difícil repetir siempre buenos partidos», subraya. En cualquier caso, si hay algo innegociable es la capacidad de sacrificio. «La clave está en el esfuerzo», remarca el preparador azulgrana.

El Baskonia sigue en plena pelea por apuntalar su condición de equipo de play off desde la octava plaza que ahora ocupa. Perasovic opta por centrarse en el choque contra el Bayern antes de plantearse mirar más arriba en la clasificación. Al fin y al cabo, un tropiezo puede dar oxígeno a un grupo de equipos perseguidores como Maccabi, Panathinaikos, Zalgiris, Khimki o Armani Milán, que para nada se encuentran todavía lejos en la clasificación a falta de nueve jornadas para el cierre de la fase regular. «Seríamos poco humildes si pensáramos en otra cosa que no fuera entrar entre los ocho primeros. No reconocer que es una meta difícil me parece poco prudente», razona Perasovic.

'Average' en contra

La escuadra azulgrana se medirá a un Bayern que, a juicio del preparador balcánico, que gusta del juego a media cancha y que tiende a minimizar errores. «Es uno de los mejores que defienden el 'pick&roll'. Tienen un juego pausado y eso lleva a que no haya contraataques. Debemos incidir en nuestro juego, ir al rebote ofensivo y no dejar que nos metan en ese baloncesto lento». La receta para superar a los germanos es de enunciado tan claro como compleja su puesta en práctica. Además, hay un 'average' en contra que arrastra el equipo azulgrana respecto a los muniqueses, que se impusieron en el duelo de la primera vuelta por 77-71. Recuperar ese déficit de seis puntos puede ayudar a aclarar situaciones clasificatorias al cierre de la fase regular.

 

Fotos

Vídeos