Euroliga

Primer partido grande en el Buesa

La ilustración de /Iñaki Cerrajería
La ilustración de / Iñaki Cerrajería

Olympiacos estrena la Euroliga en Vitoria con un duelo que bien podría repetirse en la final

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Llega Olympiacos, llega Spanoulis. Ambiente de gala en el Buesa (20.45 horas) para estrenar la temporada de Euroliga recibiendo a uno de los grandes aspirantes al título. Bien mirado, un Baskonia-Olympiacos podría ser el partido definitivo en la Final Four, en mayo, en este mismo escenario. O un Baskonia- Fenerbahce; un Baskonia- CSKA... También podría llegar a ser otro como el Real Madrid. Eso se verá en siete meses. Por ahora, lo que toca es dejarse de bromas, bajar la moral de la estratosfera y aplicarse al 100%, o más.

«Tenemos que hacer bien las cosas del día a día y no estar eufóricos», recordó ayer Pedro Martínez. «La moral del equipo está alta en este momento y eso no es muy bueno. Tenemos que huir de estar muy arriba por haber ganado dos partidos seguidos, porque no podemos hundirnos el día que perdamos».

Y eso sucederá un día. Pero los otros no, que respondería Snoopy a Carlitos. Llega el Olympiacos al Buesa. Llega el magnífico equipo que orbita entorno al genial Vasileios Spanoulis, que incorpora nueva y peligrosa sabia como la de Nigel Williams-Goss, Axel Toupane y, sobre todo -y poco se habla de este hombre- Zach Leday. El fantástico pívot americano (de solo 202 centímetros) anotó 14 puntos al Khimki (con un solo fallo en el tiro) y atrapó 5 rebotes para 20 de valoración.

Spanoulis y Printezis

«Olympiacos es uno de los grandes de Europa. Un equipo favorito para todo», verbalizó Martínez lo que todos sabemos y reconocemos. «Y es un reto muy grande. El primer partido top en el Buesa de esta temporada. Estamos ilusionados», añadió con una media sonrisa. El Kirolbet tiene ganas de competir al máximo nivel. De confirmar que la gran actuación de Fuenlabrada -por las prestaciones, no por el resultado- es algo que pueden mantener tarde tras tarde. Y por hacer vibrar a su gente. «Estamos ilusionados de que se genere la atmósfera buena de los partidos grandes en el Buesa. Eso nos da una pequeña ventaja y hay que aprovecharla», remarcó.

Las cifras

428
son los partidos que ha disputado Olympiacos en Euroliga. Es el tercero con más apariciones por detrás del CSKA y el Barça (429)
424
encuentros son los del Baskonia, que es el cuarto en la clasificación histórica. Dos clásicos.

Del rival hay pocas cosas que contar a estas alturas. En sus vitrinas de El Pireo lucen dos trofeos de campeón de la Euroliga. Los dos con el mismo jefe sobre las tablas. El de Larisa va acumulando años, pero sigue siendo uno de los mejores del continente. «Tienen dos jugadores que llevan toda la vida allí. Printesis y Spanoulis, que son muy muy top. Son grandísimos competidores por lo que tengo una grandísima admiración», reconoció el preparador catalán. La tiene él y cualquiera al que le haya caído un balón naranja en las manos alguna vez en su vida.

«Y además les complementan muy bien cada año con jugadores que van genial a sus características. Es un equipo fantástico. Defiende de una forma inteligente y juegan muy, muy buen baloncesto. Nos van a exigir al máximo. Eso es lo que significa jugar en la Euroliga. Aquí tienes que dar el 100% si quieres sacar los partidos adelante».

«Todo lo que hagamos ahora tendrá su influencia en marzo, cuando llegue el Top 8, cada detalle cuenta» Trascendencia

Las palabras de Pedro Martínez llegaron envueltas entre satisfacción y realismo. Estaba deseando que empiece el partido de esta tarde (20.45 horas). Es la hora de los mayores, el momento en que un grupo de jugadores talentosos y bien conjuntados tiene que demostrar que merecen el respeto y la admiración del resto de los competidores. La oportunidad de pasar de nivel. «Tenemos que estar humildes, con hambre y dispuestos a hacer muy buen baloncesto».

«Tienen muchas armas»

La tarea no será nada fácil, pero el premio es alto. «Todo lo que hagamos ahora tendrá su influencia en marzo, en el Top 8. En este formato cuenta cada detalle». Y por eso hay que salir a tope. «Olympiacos tiene muchas armas. Tienen mucha generación de los pequeños (Spanoulis, Goss, Strelnieks, Toupane, Timma...) y mucha culminación cerca del aro (Leday, Bogris, Papanikolau, Printezis, Vezenkov...). Las dificultades son máximas».

Por no entrar en el sobresaliente entrenador que dirige todo ese grupo. «El año pasado quedaron terceros en la liga regular y eso es brutal. En el 'play off' perdieron con Zalgiris y fue una grandísima sorpresa. Este curso tienen un equipo similar, si no es que lo han mejorado como, por ejemplo, en la posición de base con Williams-Goss, que lo hizo fantástico en Partizan. También ganaran muchos partidos esta temporada. Espero que mañana -por hoy- no».

«La moral del equipo está muy alta tras dos victorias y eso no me parece que sea bueno» Humildad

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos