Costello pelea por el rebote con Pradilla y Claver / prensa 2

Dominio de la pintura

Un repentino giro copernicano

El Baskonia le da la vuelta al partido por la vía del dominio de la zona sumado a su ya conocida calidad diferencial de Baldwin y Fontecchio

Iván Benito
IVÁN BENITO

En el escenario más adverso, Baldwin descorchó la botella y se puso a jugar al baloncesto como si no le costara. A sesenta pulsaciones por minuto cuando los baskonistas ya no sabían en qué parte entre el pecho y la boca se encontraba su corazón. Porque el resultado es mentiroso. Parece un partido cómodo, pero necesitó de un sublime giro cope

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores